You are here
Denuncia Contundente Opinión 

Urgente, García Carneiro: Camioneteros saquean a usuarios en la Caracas-La Guaira

Impactante denuncia que hace el periodista guaireño Ignacio Laya y, en plena campaña electoral, la pone como un reto al Gobernador en su nueva administración.

Ignacio Laya

Especial del autor para la Revista Caracola

Subir a Caracas desde Vargas en las busetas del Transporte Público es una de las más vergonzosas calamidades que padecen los guaireños todos los días y una prueba contundente de la ausencia de una eficaz política pública del gobierno regional impedido de evitar que propietarios y conductores insulten y especulen al pasajero con tarifas arbitrariasm desmesuradas, que ponen la cantidad que les da la gana con la complicidad de funcionarios de seguridad del estado y la vista gorda de la Gobernación.

Ese vulgar atropello lo sufren día por día quienes desde bien temprano deben hacer largas colas en Naiguatá, Caribe, Maiquetía y Catia la Mar para ir a trabajar, de compras, a citas médicas o estudiar en la capital de la república.

Si nuestro Alcalde, el Mayor General Alcalá Cordones, y nuestro Gobernador, el General en Jefe García Carneiro, se unieran por lo menos para que las Asociaciones y Líneas de Conductores Caracas-La Guaira cumplieran los horarios, rutas y se ciñeran a las tarifas contribuirían a bajar el tenor de los insultos que a diario reciben del ciudadano inerme que no tiene otro medio de defender su dignidad quebrantada y ven la responsabilidad de lo que ocurre en el gobierno municipal y regional, a su inacción, en el no hacer nada cuando existen tantas herramientas para ello, desde un sistema regional de transporte Caracas-La Guaira que funciones, una flota poderosa de autobuses hasta la regulación severa del servicio de las líneas privadas.

El procedimiento de la estafa colectiva es muy sencilla: ni la alcaldía ni la gobernación designan inspectores del transporte público en las paradas tradicionales, los choferes se retrasan deliberadamente y generan impaciencia y desesperación en las paradas repletas de pasajeros y luego les cobran el doble o el triple del pasaje para subirlos o bajarlos. Bajando la vulgaridad llega a los niveles de sadismo atroz: las colas son interminables bajo el sol o la lluvia y a la intemperie en Gato Negro o en la esquina del liceo Fermín Toro, ausencias de busetas que esperan escondidas en Caño Amarillo la mejor hora del asalto que es la tarde y noche. Los de las líneas y piratas cobran hasta 5 mil bolívares y con el mayor descaro le dan su “tajada” al policía o al guardia insaciable e insensible ante la mirada indignante de quienes debemos padecer tales tropelías.

Los choferes cartelizan el precio, actúan como lo que son, bandas organizadas que atropella al usuario, juegan con la desesperación de la gente. Los choferes, los directivos de las líneas, la corte de sub empleados y malandros hacen gala imperdonable de insesibilidad y crueldad, una mentalidad de lo peor del capitalismo salvaje que nada tiene que ver con una revolución humanista que se quiere construir. Ya son varias generaciones de choferes y camioneteros en ese cotidiano atropello, desde que el populismo adeco de Carlos Andrérs Pérez desprivatizó el transporte en su primer gobierno y se entronizó el atropello de aquel populismo rastrero, repartiendo a sus “compañeros” camionetas para prestar el peor de los servicios.

La única Venezuela Heroica que yo conozco es esa que deja en las colas inacabables un poquito de sus vidas, los que lloran y enferman cuando se mojan o sufren de insolación y se desmayan. A lo interno del estado Vargas el espectáculo es tan dantesco que algunos pasajeros han muerto al caer de las puertas de busetas destartaladas y que el chofer poco puede hacer para impedirlo. El cementerio de autobuses de Camurí también muere y las autoridades desnudas y al descubierto.

Siento mucho dolor decirles que cuando opté por el chavismo lo hice, entre otras cosas, con la intención de acabar con tales depravaciones sociales.

cimarronvargas@yahoo.com

Periodista (Voluntariado por la Dignidad del Pueblo Guaireño)

Related posts

Deja un comentario