Opinión 

Trémulo aleteo

Cuando los socialistas españoles le dieron el golpe de Estado al tiranuelo fascista de Rajoy, Antonio Ledezma entró en crisis, le dio una temblequera, le gritaba histérico a Mitzi, su dócil esclava, en un patético paroxismo, que le llevara las sales aromáticas. No quería creer que su protector, el expresidente Rajoy, había sido derrocado por los comunistas del psoe. ‘¿Qué va hacer de mi en esta tierra extraña sin apoyo económico, quiién me va a mantener? Los gritos lastimeros del vámpiro se oían en la Moncloa y en el parlamento. Los socialistas y los diputados chavistas de cagaron de la risa.

Carola Chávez                                                                                                        Cortesía de la autora para la Revista Caracola 

Aletea ansioso el Vampiro en su piso de Madrid. “¡Cónfiro! Sacaron a M. Rajoy y tan bien que nos llevábamos… Y ahora este Pedro Sánchez, que muy de Felipe González como que no es, y menos cuando los Barones del Psoe le hicieron aquella zancadilla que el bobo ese supo remontar… ¡Y dígame si Sánchez tira más hacia Zapatero! Dios mío, Mitzy, bórrame aquellos tuits donde insultaba al ex presidente dialogante, no vaya a ser cosa que sea panita de este nuevo presidente, al que ahora le tengo que jalar… ¡Qué jalar! Arrastrarme si es necesario; lo que sea para que me dejen alear por estos lados y me provean de sustento, porque un vampiro en Madrid tiene sus necesidades”.

¡Riiiiing! “Antonio, ¿cómo ves tú las cosas?” – la voz trémula de Julio Borges inquietaba más al Vampi, y ni los ocho litros de pasiflora con sangría -¡no faltaba más!- que se había bebido, calmaban ese aleteo, ese sudorcito frío… “¡Mitzy, borra esos tuits!”

“Y tan bien que la pasábamos con Mariano, conspirando contra Maduro mientras picábamos que si un jamoncito, que si un quesito manchego, que si la copita de vino, y todo eran risas, cuentas B, tarjetas Black y el firme propósito de librar al mundo de chavistas, de catalanes, de raperos republicanos, de vascos, de moros, de niches, de negros, de rojos… ¡Viva Franco, carajo!”

“No Mitzy estoy bien, son lágrimas de emoción que brotan de mis ojos secos al mentar al Generalísimo… Y es que el final todo esto es culpa de Bolívar, millonario traidor a su clase, Mitzy, a la nuestra… Bueno, a la tuya, pero yo voy pegado ahí… Un carajo que no tenía nada mejor que hacer y le dio por liberarnos del España… Y mira la vaina, Mitzy, mira esta maravilla de país del que nos liberó… ¿Para dejarnos con qué? Con un país tercermundista en manos de negros que no quieren obedecer, que no se dejan mandar por los que sabemos.

Y allá estarán, contentísimos, con el cuentico ese de que “el que se mete con Venezuela se seca”, y que “Rajoy se secó”, como se secó Cuchinqui, el gringo peruano, y el gordo Martinelli que los gringos ahora van a meter preso, después de que los ayudó tanto y tanto se arrastró, y ahora Cartés y luego Temer, y Macri… Esos chavistas sí son pavosos, en verdad…”

“Borra los tuits, Mitzy y tráeme tu crema humectante, que siento cierta resequedad en las alitas”

@Tongorocho

Related posts

Deja un comentario