Tu escuela en llamas

Earle Herrera Cortesía del autor para la Revista Caracola Una imagen de fuego me persigue desde niño. La de la casa envuelta en llamas de la vecina Eulalia, ella gritando en el medio de la calle, con una bata raída, el largo pelo suelto, el pavor en el rostro, los ojos espantados. Como tantas en el pueblo, la suya era una casita de bahareque y palma de moriche, blanqueada con cal y puerta de madera estoica. Una casa bonita que los vecinos con canarines de agua, palos y escobas arrebataron…

Read More