Memorias de un escuálido en decadencia / La carne

Roberto Malaver. ¡Se ruega no tocar la carne por razones de higiene! Los estamos volviendo locos. Parece que vamos a ganar una.

Leer más