Línchenlo, que yo los cubro

Mari Pili Hernández. Los predicadores de la épica guarimbera y terrorista, hablan de justicia, cuando solo los mueve el odio y, principalmente, construyen con su discurso una situación de confusión estructural sobre el concepto de humanidad.

Read More