Opinión 

Polvo cósmico

Primero (In)justicia, se desgañitó pidiendo “elecciones ya” durante casi dos años, era la vanguardia en la derecha extremista, y cuando la ANC acordó el adelanto de las elecciones, se chorrearon, no pudieron legitimarse y ya son, como diría Chávez, polvo cósmico.

Carola Chávez                                                                                                                Especial de la autora para la Revista Caracola

Primero Justicia, que no pudo entusiasmar, para la validación, a sus simpatizantes, que sienten que ya no les simpatiza aquel partido que fue el segundo más votado del país. La sifrinocracia se extingue y nadie se las va a devolver.

El sifrinaje político secuestró a la oposición. Usando su aparato mediático, impusieron liderazgos prefabricados, avalados por analistas expertos en toda vaina, por infomercenarios cuya misión no se limitaba a despotricar contra el chavismo sino a convencerte de que el golpe no fue un golpe, que le sabotaje petrolero era cool, que Rosales era un genio, Capriles un carajo brillante y seductor, que Leopoldo era Mandela pero chic, y Julio Borges… Bueno, Borges es otra cosa: con él no hay ejército mediático que valga.

Hasta para los más recalcitrantes caceroleros, Julio Borges es definitivamente intragable.

Aunque sí se tragaron tantas veces tantas mentiras, angustias, falsas ilusiones, que terminaron con la esperanza saqueada por el eterno cuentico de que “¡y va a caeeeerrr, este gobierno va a caerrrrrr!”. Y no cae, y la señora cacerolera escucha en la tele a su infomercenario de cabecera diciéndole que el chavismo la excluye del Clap, mientras ella llena su cacerola con el arroz que vino en la caja de ese Clap del que se supone está excluida. Y la señora apaga la tele y sigue cocinando su cotidianidad complicada por las sanciones que Julio Borges le juró que solo afectaban al gobierno, y ella pasando roncha, y Borges sigue jodiendo y no hay un solo dirigente opositor que diga que ni ella, ni sus vecinas ni nadie este país, quiere sanciones. ¡Qué soledad tan sola!

Y reincidiendo en su sordera, la agonizante sifrinocracia y a los partidos parejeros declaran que no hay condiciones electorales y llaman a la abstención activa -ya saben, calle, calle y más calle. Ooootra vez-, mientras el 70% de sus bases quiere ir a elecciones. Y, claro, cuando te aseguran que “no hay condiciones“ es porque sus encuestas les dicen que el 62% de los votantes asegura que no votarían por ninguno los líderes visibles de la oposición.

Polvo cósmico, dijo Chávez que serían, en polvo cósmico se convirtieron.

Carola Chávez
@Tongorocho

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.