You are here
Noticia de Impacto Noticia de Última Hora Opinión 

Opositora cagándose en el trancón de Freddy Guevara

La gráfica recoge el instante en el que la mujer le dedica su mojón a Freddy Guevara, el bravo líder fascista.

Un mojón opositor por la libertad de Venezuela

Ensartaos / Caracola Press Service 

Son las obras que mejor saben hacer. La muy católica y creyente dama, que acababa de recibir la hostia en una iglesia cercana de El Cafetal, decidió protestar dejando un sólido mojón en la vía. A su lado un grupo del terrorista de Freddy Guevara, luchadores por la libertad de joder, destruir, asesinar, contemplaban impertérritos cómo aquella educada señora, sin pararle a nada, a que todo el mundo la mirara, pujaba para defecar. Dijo hacerlo –para justificar su ordinaria y pública acción– que la propia gente opositora no la dejaba pasar a su casa, eso que ella es también opositora. Aquello era, al parecer, lo que estaban esperando otras damas quienes, sin ningún rubor, se bajaron los pantalones y se orinaron en el medio de la calle. Todo un espectáculo dieron las aguerridas damas: un mojón y charcos de orine.

Más allá. En la Plaza Venezuela, otra dama tuvo una fuerte crisis emocional porque Maduro no caía ni se iba pese a todo lo que viene haciendo la oposición para derrocarlo, y se montó desesperada en la obra de arte que adorna la Plaza Venezuela y amenazó con lanzarse al vacío “si Maduro no abandonaba el poder”.

Ante lo sublime de aquellos actos, una mujer cagándose en la vía pública y otra con la cómica de lanzarse al vacío desde lo alto de a la obra Abra Solar de Alejandro Otero. La pieza de arte está ubicada en la Plaza Venezuela. Al lugar se movilizó la prensa nacional e internacional presente en el ‘plantón’ organizado por los grupos subversivos primero (in)justicia y voluntad (im)popular para cubrir lo heroico de aquellas acciones promovidas por sufridas damas. Esos hechos seguramente los resaltará la prensa internacional (El País, El Nuevo Herald, El Mundo, ABC, El Comercio, El Mercurio, El Tiempo, Semana…) recogerán muy orgullosos en titulares y a ocho columnas, con fotos y todo. Los periodistas fueron muy cuidadoso de hacer la toma en el momento en que la exquisita dama expulsaba a su mejor hijo… Dirán que el mojón era denso y pastoso, color y olor sui géneris. Dirán que fue un gesto digno de lo más preclaro de la lucha que se está gestando en Venezuela contra dictadura. Dirá que la dama católica no ha tenido tiempo de ir a su casa por la larga lucha de resistencia que hace en las calles. En definitiva es una ofrenda a la oposición, sobre todo al tarugo de Freddy Guevara, al carcamal de Ramos Allup y de todas aquellas distinguidas mujeres como la Malinche Machado que sí saben cómo cagarse en la patria… y hacer la comedia de amenazar con suicidarse en masa.

Related posts

Deja un comentario