Libros Noticia de Última Hora Opinión Videos 

Nueva hipótesis sobre la muerte de Hugo Chávez, contaminado con radiación

 

Publicado por astolfosg

La causa de la muerte del presidente Hugo Chávez ha sido objeto de controversias, por un lado la mayoría de la oposición venezolana aceptó, sin ninguna duda, que la enfermedad fue producto de su ritmo de trabajo u otras razones de carácter natural. Por otro lado quienes respaldan a la revolución venezolana se dividen entre quienes aceptan, a regañadientes, la tesis de una muerte natural, pero también hay una parte de sus seguidores, y en general del pueblo venezolano, que no se conforma con esa teoría debido a que Hugo Chávez no era un ciudadano común.

Hugo Chávez fue un líder extraordinario que, con un pensamiento estratégico, logró demostrar que es posible hacer transformaciones sociales significativas sin someterse a ningún otro país. Chávez rescató la dignidad de un pueblo y demostró, al mismo tiempo, que ese pueblo es capaz de luchar por su libertad plena. Ese liderazgo extraordinario fue lo que motivó, a quienes perdieron privilegios con la llegada de la revolución, a intentar sacarlo del poder por cualquier vía, incluso el magnicidio. Públicamente se conocieron más de treinta atentados contra su vida pero se sabe que hubo muchos más. Se valieron de técnicas ordinarias, como el intento que tuvo en el año 2007 en la ciudad de Valencia donde las trazas de láser de un francotirador iluminaron su pecho, pero también de técnicas no ordinarias para intentar asesinarlo.

Los resultados definitivos sobre la causa definitiva que provocó su enfermedad deben venir de una investigación responsable, científica y con acceso a evidencias, que permitan tener un panorama claro sobre la posibilidad de un magnicidio o no. Uno de los primeros elementos a considerar es el tipo de cáncer que sufrió, de carácter “inusual y extraordinario”, al estilo estadounidense. Un segundo elemento son los antecedentes de atentado con armas no convencionales que tuvo el presidente y, por último, pero no menos importante, es la negativa de la Agencia de Central de Inteligencia (CIA) de reconocer si participó o tiene conocimiento sobre la causa de la muerte de Hugo Chávez. Aunque estos tres elementos no son conclusivos, si representan argumentos que permiten justificar una duda razonable, la cual debe ser despejada.

Al morir el presidente se manejó la teoría de que el cáncer pudo ser inoculado, es decir, se pudo contaminar intencionalmente su cuerpo con células cancerígenas o una sustancia que las provocara. La dirigencia oposicionista inmediatamente salió a manifestar que esto era imposible y que tenía que haber sido una muerte natural. Esta afirmación es falsa ya que desde hace décadas la inoculación de cáncer es una práctica común en ratones y otros animales de laboratorio, además hay muchos antecedentes de vacunas contaminadas o de enfermedades que pueden contagiar algunos tipos de cáncer. Esto sin mencionar a varios centros militares de investigaciones de armas no convencionales, que se dedican a desarrollar armas biológicas de supuesto carácter defensivo.

Una investigación de cuatro años de trabajo donde se estudió cuál pudo ser el agente letal, el arma utilizada, los posibles elementos radioactivos, autores materiales, la vía de penetración al cuerpo, la evolución de la enfermedad y los antecedentes, se determinó que, aunque el comandante Chávez pudo ser inoculado con cáncer, la hipótesis más probable es la contaminación por contacto directo con algún elemento radioactivo o radioinducida con un aparato portátil emisor de radiación, sin contacto directo.

Existe un antecedente importante cuando en la ciudad de Nueva York en el año 2006, en un viaje que hizo el presidente a una cumbre de la ONU, en un acto (no oficial) se detectó que la silla donde estaría el presidente estaba contaminada con radiación, alguna sustancia radioactiva la recubría y de no haberse detectado pudo enfermar con algún tipo de cáncer. El presidente, según información extraoficial, tuvo un tipo de cáncer llamado sarcoma. Los sarcomas representan el 0,7% de los casos de cáncer en el mundo, el tipo de sarcoma que sufrió se conoce como leimiosarcoma, que a su vez  representa el 5% de los sarcomas, esto significa que la probabilidad de que Hugo Chávez enfermara de ese tipo de cáncer específico era de 0,035%. Esto no quiere decir que sea imposible enfermarse de manera no intencional de dicha enfermedad, sin embargo genera sospecha lo bajo de esa cifra.

¿Pudo ser inducido el sarcoma? está bien documentado que el 3 % de los sarcomas son producto de sesiones previas de radioterapia. En el caso del presidente Chávez, las radioterapias fueron producto del cáncer y no lo contrario. Sin embargo, hay la posibilidad de haber recibido un ataque con un emisor de radiación portátil direccionado al área donde Chávez desarrollo el tumor. Los sarcomas radioinducidos son mucho más agresivos que los sarcomas tradicionales. Aparecen en regiones complicadas y dificultan su tratamiento por medio de cirugías. La exposición a ondas electromagnéticas de alta frecuencia por un tiempo prolongado, que dependiendo de la potencia serían suficiente unos minutos, explicaría todos los datos publicados sobre la enfermedad del presidente Chávez y coincide con la hipótesis de sarcoma radioinducido.

El libro “La Muerte de Hugo Chávez, la Vida por su Pueblo”, escrito por Astolfo Sangronis Godoy. Con el apoyo de varias personas que trabajaron y protegieron al comandante durante todo su mandato, e incluso antes, se pudo realizar un trabajo de manera responsable y sin especulaciones. Con el único objetivo que es saber, sin lugar a dudas, la causa real de su muerte. El libro está orientado a quienes no se conforman con esperar la respuesta y prefieren buscarla. De la misma forma que Hugo Chávez lo hizo con Simón Bolívar, al investigar la causa de su muerte en el año 2010, debemos buscar la verdad de lo ocurrido para exigir justicia.

 

 

Related posts

Deja un comentario