Noticia de Última Hora Trincheras de Ideas Videos 

¿MUERTE AL PERRO CROSS O A LA RABIA TERRORISTA?

El fuego a los vehículos oficiales o de trabajadores, caracteriza a los terroristas, piromaníacos llenos de odio, insensatos que no miden el daño qjue le hacen al pueblo y al país.

Trincheras de Ideas

Humberto Gómez García

Leí por Aporrea una información que da cuenta de la iniciativa de la ‘Misión Nevado’ de buscar a la dueña del perro “asesinado”, de nombre Cross, que fue convertido en las redes sociales en una especie de héroe post morten y bandera contra el “criminal” gobierno de Nicolás Maduro.

En la información publicada en Aporrea se señala que: “Este jueves, personal de la Fundación Misión Nevado se comunicó con la familia de Cross, mascota presuntamente asesinada por un efectivo policial el pasado martes en la noche, con el fin de brindar asistencia y apoyo en la formulación de la denuncia contra la persona a quien responsabilizan por el ataque. Así lo informó el ente gubernamental a través de su red social @MisionNevado”.

La dueña del can fallecido, que ella sacrificó aunque ha podido llevarlo a un veterinario, Yasmín Navarro, opositora furibunda quién levantó lo ocurrido al animalito, como un crimen de tal trascendencia cometido por un policía nacional, que estuvo a punto de ser asesinado por los terroristas, e incluso llevar el caso a la Comisión de Derechos Humanos de la OEA. Por supuesto la dama no perdió tiempo y le brindó entrevistas a medios de extrema derecha como Caraota Digital, El Nacional, La Patilla, sobre la crueldad cometida contra su perro.

La urbanización El Paraíso, el puente 9 de Diciembre, es una parroquia tomada militarmente por la brigadas fascistas del terrorismo de la MUD y los grupos extremistas de voluntad (im)popular y primero (in)justicia durante más de dos meses. Una especie de “zona liberada”, con su “gobierno paralelo” para fortalecer la subversión, intentar hacerse fuertes en la creencia que van a ser o son intocables. Desarrollar una especie de guerra de guerrillas urbana peculiar, llamada guerra de Cuarta Generación, poniendo obstáculos o barricadas que les permite asesinar un juez o desde los edificios donde viven los terroristas y donde ponen su vivienda, con ventanas y balcones, a la orden de su guerra irregular y desde donde combaten a la GNB y a la PNB con armas de fuego, y de donde mantienen (o mantenían) en jaque a las fuerzas del Estado y tiranizaban al resto de los vecinos que no los apoyaban, no necesariamente eran chavistas, pero la tiranía del terror los ha tenido subyugados, igual a como ocurrió en San Antonio de los Altos u ocurre en Chacao.

El saldo de más de dos meses de terror en El Paraíso no puede ser más lamentable en la destrucción de la añeja urbanización, la angustia y la zozobra, el estrés, el hambre impuesta por la fuerza, el miedo y terror en niños, ancianos, mujeres, en todos los vecinos hastiados de aquella barbarie a la que han sido sometidos a juro por minoritarios grupos extremistas, fascistas, en asesinatos absurdos como el del Juez, los periodistas heridos, que, por estrategia militar, se atrincheraron en edificaciones como el complejo de las llamadas Residencias Verdes para desde allí enfrentar las fuerzas de la justicia.

Cross, el pequeño perro que fue herido en un operativo de seguridad persiguiendo a grupos terroristas escondidos en el edificio Los Verdes, en El Paraíso. El perro se convirtió en una especie de héroe en las redes sociales cuya muerte es una especie de crimen de lesa humanidad cometido por el Gobierno del Presidente Maduro. La dueña declaró por los medios más ultra derechistas que conspiran para derrocar el Gobierno. La muerte de un ser humano, quemado vivo por los mismos terroristas que se atrincheran en apartamentos del Edificio Los Verdes o son escondidos por los habitantes como la dueña del perro herido, no vale lo que vale un perro.
Un compatriota es quemado vivo en Altamira por los terroristas de extrema derecha que celebran su “hazaña”. Esta muerte horripilante no tiene el valor que los fanáticos extremistas le dan a un perrito.

Es decir hay una situación anómala, una insurrección armada de parte de un sector opositor de extrema derecha que ataca las instituciones del Estado, asesina o hiere a militares, policías que los enfrentan y a sencilla gente de pueblo que nada tiene que ver con aquello. Pero lo que se le ocurre a quienes dirigen a la Misión Nevado, que obvia toda esa situación, es contactar una ciudadana a la que le mataron un perro, no un hijo, un familiar, un vecino, sino un animal, suponemos que estresado, que probablemente se le abalanzó al funcionario para morderlo o simplemente delatarlo con sus ladridos y en la tirantes de la situación que estaban enfrentando dentro del edificio a terroristas que no estaban jugando carritos sino disparándoles a matar, le disparó al animal, que es lo que dice su dueña. De ese lugar fueron aprehendidos 27 personas armadas.

Pero lo que resulta insólito, por su carga aparentemente inocente o estúpida, es que una instancia u organismo creado por el Estado como lo es la Misión Nevado, sin ningún análisis político de parte de sus directivos, de lo que está aconteciendo en el país, le haga el juego a la derecha perversa, esa que ha echado decenas de perros y gatos en piras de fuego en muchas guarimbas por todo el país, –lo que no ha denunciado sistemáticamente la Misión Nevado, que se sepa– y le haga el juego a una señora que busca a cloacas mediáticas como La patilla, Caraota Digital y El Nacional para convertir la muerte del perro en un hecho político. O son gafos, analfabetas políticos y le hacen el juego a los enemigos del pueblo y la Revolución o son de derecha y están en un puesto en el que no deben estar.

Al lado de los muertos, heridos, muchos de la GNB o de la PNB, destrozos de la ciudad, daños a la propiedad, la guerra psicológica a la población y el peligro político que encierra el hecho subversivo en sí, pero para los dirigentes de la Misión Nevado nada de eso tiene importancia sino el “asesinato” del perro Cross. Si no han avanzado más es porque la dueña del perro no ha hecho la denuncia… aún o llevado el caso a la Fiscalía General de la República para hacerle un juicio al policía que cometió “el delito” de matar a Cross.

Evidentemente que con el mal ejemplo del salto de talanquera o traición de la Fiscala General, es bueno que el gobierno, el ministerio al que está adscrita la Misión Nevado, revisen lo debilidad política que pueda existir en sus dirigentes y los errores políticos que están cometiendo, y si son de la derecha, los releven de sus cargos porque con amigos así no se necesitan enemigos. (23/06/17) (humbertocaracola@gmail.com) (@hgcaracola)

Related posts

Deja un comentario