Noticia de Última Hora Opinión 

Mirarnos en el espejo Brasilero / ¿Secuestrada la Comunicación Popular y Alternativa?

El comunicador popular José López, desde su Guaira natal, hace un descarnado análisis de la situación actual de los medios alternativos impresos y en general, y su análisis lleva duras denuncias contra altos funcionarios del gobierno que dirigen la comunicación de la Revolución Bolivariana.
Para la Libertador la prensa era un arma formidable para combatir a los enemigos, tal era su convicción que para él la imprenta era “la artillería del pensamiento”, y fundó en Angostura una de las armas más poderosas de los patriotas y del independentismo, la imprenta donde se editó el Correo del Orinoco, poderosa arma en manos de los patriotas.

28/10.- La lucha de la Comunicación Popular en Venezuela no ha sido fácil; el primero en tratar de impulsar una comunicación alternativa a la hegemonía comunicacional imperialista española en el siglo XIX en Venezuela fue el Generalísimo Francisco de Miranda quien en la expedición del Leander traía una imprenta y con ese fin no logrado esta máquina fue a parar a Trinidad y luego cayó en manos de los mismos españoles en Venezuela. Posteriormente el General Bolívar imbuido de la misma idea logra concretarla al fundar y editar en Angostura (hoy Ciudad Bolívar) el 27 de junio del 1818 el periódico “El Correo del Orinoco” para contrarrestar la mediática imperial guerrerista española.

A través de la historia venezolana y sus luchas populares han existido innumerables ejemplos de Comunicación Alternativa y Popular utilizando Multigrafos, pancartas, micrófonos y cornetas parlantes. Periódicos como: Tribuna Popular, del Partido Comunista, La Chispa, del MIR, Punto, del MAS, ¿Qué Hacer?, de Bandera Roja, Basirruque, de la Liga Socialista, Unidad Nacional Antimperialista, del MPDIN, y muchos otros más. En La Guaira tuvimos desde 1984 la revista Caracola.

A pocos días posteriores al Golpe de Estado fascista contra el presidente Chávez en el año 2002 comienza a conformarse una matriz de opinión, cierta o falsa en su concepción, sobre la determinante participación de la comunicación popular en la difusión en el seno del mismo pueblo sobre la verdadera situación de secuestro y no de renuncia de Chávez, por parte de un grupo de militares fascistas y personajes connotados de la burguesía nacional en conjunción del gobierno de los Estados Unidos, lo que generó en consecuencia un inmediato repudio y movilización del pueblo y militares patriotas en su rescate y restitución del gobierno revolucionario. Famosa fue la emisora Radio Perola y otras, periódicos como La Vega Dice.

Es a partir de esta grave incidencia golpista que Chávez y su equipo de gobierno de aquel entonces, conformado por verdaderos revolucionarios bolivarianos, crea el MINCI y se prestan a fortalecer y apoyar a la Comunicación Popular y Alternativa como en efecto ocurrió. Recuerdo que nos reunimos con él y sus ministros y ministras en la Sala Plenaria del Parque Central o en el mismo Palacio de Miraflores. Allí debatíamos política y del papel que jugaban los medios alternativos y comunitarios y la comunicación popular como un nuevo concepto antihegemónico para enfrentarlo a la comunicación burguesa e imperialista.

Muchas aguas han corrido bajo el puente desde aquellos días. Entre luchas, triunfos y fracasos el pueblo comunicador descubrió que era un importante músculo de la Revolución y podía ser decisivo, igualmente constató que existe una perversa manera de desinformar e incomunicar al género humano, al pueblo llano, para lograr objetivos de obediencia y dominación y que es un proceso impulsado y ejecutado a nivel global por el imperialismo utilizando los recursos mediáticos de cada nación a la quieran someter y dominar. Es lo que acaba de ocurrir en Brasil, triunfó la mentira y la desinformación mediática de todas las formas.

Los dirigentes de los medios alternativos y comunitarios protestan ante la falta de políticas del gobierno hacia los medios. La indiferencia y desprecio hacia los medios impresos y radiofónicos por parte de los ministros de comunicación, es proverbial, los hechos así lo evidencian.

Dado que la comunicación en general en Venezuela está en manos de la oligarquía y al servicio imperial el pueblo comunicador comienza a prepararse y el 26 de julio del año 2011 los comunicadores/as organizados introducen ante la Asamblea Nacional su proyecto de “Ley de Comunicación del Poder Popular”, sin embargo al mismo tiempo comienzan a aparecer notas discordantes: Entre el año 2012 al 2016 se manejaron los funcionarios y ministros de comunicación que más daño han hecho a la Comunicación Popular.

La CANTV, que desde el año 2008 venía apoyando a la Comunicación Popular, en el año 2015 abruptamente dejó de hacerlo y de apoyarnos en la conocida Mesa de la Cantv. En el año 2012-2013, siendo ministro Ernesto Villegas, ya  éste comienza a hablar abiertamente sobre su preferencia por los medios electrónicos y digitales en desmedro de las Radios e impresos comunitarios. que a partir de ese momento fueron condenados a muerte, a desaparecer.

El 10 de diciembre del año 2015 la Asamblea Nacional aprueba la “Ley de Comunicación del Poder Popular”. El presidente Maduro la aprueba en Consejo de Ministros y es publicada en la Gaceta Oficial Extraordinaria con el nro. 6.207d el 28 de diciembre de ese mismo año.

En el año 2016 los comunicadores y comunicadoras de todo el país comienzan a organizarse para darle pie y concreción a la ley en el TITULO II, que establece la construcción del SISTEMA NACIONAL DE LA COMUNICACIÓN POPULAR, que contiene en su Artículo 7º “la conformación del Consejo Nacional de la Comunicación Popular (arts. 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17 y 18). También asumen la DISPOSICIÓN TRANSITORIA TERCERA: El reglamento de la presente ley deberá dictarse en un lapso de ciento veinte (120) días contados a partir de la conformación e instalación del Consejo Nacional de la Comunicación Popular

Estando en conocimiento el Presidente Maduro o su ministro de comunicación de esa gran movilización nacional de los comunicadores/as populares, cuando el lunes 27 de junio del 2016 en la Sala Ríos Reina del Teresa Carreño, en el marco del Congreso de la Patria (Capítulo Comunicación) “ordenó” a su ministro de comunicación, para la época, Luis José Marcano, crear o elaborar el Reglamento para la ley de Comunicación del Poder Popular. También ordenó en ese acto crear la Misión Robinson Comunicacional, Ya estamos en el año 2018 y ninguna de las dos “ordenes” se han cumplido. Hicimos el Reglamento y está durmiendo el sueño de los justos en la Procuraduría, cuyo Procurador lo engavetó. Todo fue tiempo perdido en decenas de productivas discusiones de los representantes de los medios, en la sede misma del Minci.

En ese mismo año 2016 Maduro designa al periodista Ernesto Villegas Ministro de comunicación quien endurece su postura de golpear los medios impresos y las radios, para impulsar solamente la comunicación digital y medios electrónicos, dejando de lado a los impresos y radiofónicos y es de esta manera, en pleno combate contra los terroristas, con guarimbas y atentados, el pueblo comunicador quedó desarmado. Ernesto Villegas dejó tras su paso por el MINCI un cementerio de Radios Comunitarias y Periódicos impresos en todo el país. Pero no sólo eso, con el actual ministro, Jorge Rodríguez, las cosas no avanzaron. UNAMACI presentó una propuesta para editar 25 periódicos alternativos con tirajes modestos (entre 1000 y 3000 ejemplares) de los que se podían imprimir en una bobina. Nos reunimos varias veces, íbamos a salir -teóricamente- en agosto. Pura demagogia, puro bla, bla, bla. Evidentemente el actual gobierno revolucionario no entiende la importancia de los medios alternativos y comunitarios impresos y radiofónicos y subestima su importancia, por eso la han dejado morir. Por otro lado, no hay una política que le dé al papel de imprenta carácter estratégico y se desarrollen políticas en ese sentido.

Esta situación de parálisis de la comunicación alternativa, deja en manos de la burguesía la posibilidad de actuar de manera análoga a la Brasil, donde desde tiempos de los gobiernos de Lula y Dilma el mismo Partido de los Trabajadores perdió el impulso y la movilización de la comunicación alternativa, la abandonó como fuerza popular, no existe y el pueblo y los medios de la oligarquía que dirigen desde Estados Unidos han convertido con la mentira y el chantaje a Lula y a la misma Dilma, en delincuentes a ojos de la gente, y hasta metieron preso a Lula ilegalmente y nadie entiende el porqué y no existe prensa alternativa para explicarlo.

Estos medios de ultra derecha transforman a un criminal fascista declarado como Bolsonaro, en “héroe y salvador del país”, junto a su banda de delincuentes, policías, militares y jueces corruptos y el pueblo nada sabe.

Todo lo han hecho a través de los medios digitales y electrónicos que planteaba impulsar Maduro y el ex ministro Villegas, cuyas propuestas quedaron en la nada y que, de cualquier manera, el pueblo comunicador no podría asumirlas debido al alto costo de los implementos como lo son: computadoras y teléfonos inteligentes, que cuando el gobierno ha tratado de impulsar donándolos a los comunicadores populares, se han desaparecido cayendo todos en manos de farsantes e impostores y nunca en manos de los comunicadores popules. Por lo tanto toca ahora a la comunicación popular, al movimiento de medios alternativos y comunitarios en todas sus vertientes, reagruparse para exigir al gobierno del presidente Maduro el cumplimiento de la LEY DE COMUNICACIÓN DEL PODER POPULAR y avanzar en la reconstrucción del Poder Popular Comunicacional! Que el nuevo Procurador desempolve el Reglamento que estaba listo, que dejen el burocratismo, y el gobierno sincerice una política hacia los medios alternativos y comunitarios.

¡DIOS LIBRE AL PUEBLO VENEZOLANO INCOMUNICADO Y DESINFORMADO!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.