ME GUSTA CUANDO VENTEA…

Imagen relacionada
El pueblo chavista se reunió en miles de asambleas en todo el país para discutir lo mal hecho en la Revolución, criticar el burocratismo de los funcionarios y dirigentes del Psuv que entraban el programa revolucionario; atacar la corrupción, proponer que, por fin, sea realidad política el Poder Popular; todo en el marco del llamado que hizo el Presidente Nicolás Maduro.
El dirigente chavista Elías Jaua nos presenta sus conclusiones de la participación en los debates que se produijeron en miles de asambleas del pueblo chavista en base a los lineamientos de las Jornadas de Diálogo y Rectificación en el seno de la Revolución Bolivariana que propuso el Presidente Maduro.

Elías Jaua Milano

Especial del autor para la Revista Caracola

En el contexto de la creciente agresión extranjera contra nuestra Patria, el Presidente Nicolás Maduro convocó a una jornada de Dialogo y Rectificación en el seno del Chavismo, la cual se realizó el fin de semana pasado. Participé, escuchando con atención, a los voceros y voceras de base del Partido Socialista Unido de Venezuela, de las Misiones, del Consejo Presidencial de Comunas, de los trabajadores y trabajadoras, de los y las indígenas, de las distintas organizaciones de la juventud, del magisterio, entre muchos otros sujetos de protagonismo popular.

Expresaron con honestidad y claridad lo que piensa el pueblo chavista, proponen y reclaman rectificaciones para profundizar la revolución democrática y protagónica, han convertido la consigna  “Comuna o Nada, es la misión, lo dijo Chávez en el golpe de Timón”, en un grito de rebeldía contra la burocracia y el reformismo.

Anoté con detalle cada diagnóstico y propuesta hecha por los y las compatriotas, las cuales a continuación voy a resumirla condensadamente:

En el ámbito ético político.

Frente a la agresión imperialista y el último intento de golpe de estado fascista,  reafirmaron con pasión la lealtad a la Patria, al legado revolucionario del Comandante Chávez y al liderazgo del Presidente Nicolás Maduro.

Reclaman que cada vez hay menos espacios para la participación protagónica en la toma de decisiones; proponen que se les reconozca como Poder Popular.  “El pueblo es la Revolución”.

Denuncian una creciente, corrupción, burocratización y autoritarismo de muchas instituciones del Estado; proponen una profunda trasformación en los métodos de gestión y de relación con el pueblo, así como el combate a las mafias de la corrupción que han ocupado la actividad pública y de manera específica en el ámbito de la economía.

Manifiestan con preocupación que al Presidente se le informe que los CLAPS,  lleguen cada 15 días, cuando hay lugares que este año no ha llegado; proponen que se hable con la verdad, en este y en todos los aspectos, que se confié en que el pueblo sabrá comprender que se puede y que no.

Exponen que el sectarismo y la exclusión interna debilitan la unidad; proponen una reunificación de todos los bolivarianos y bolivarianas para poder hacer frente a la dura situación que atravesamos.

En el ámbito económico productivo.

Denuncian el incumplimiento de, la varias veces aprobada, transferencia de competencias de activos productivos al Poder Popular; proponen que se cumpla y que se les ponga a prueba, otorgándole los mismos insumos y apoyo que se le brinda a las empresas privadas que trabajan en alianza con el gobierno.

Exigen explicación de por qué las empresas privadas que reciben todo tipo de apoyo del Estado, no cumplen con el abastecimiento y los acuerdos de precios. “Estamos apoyando a quienes nos hacen la guerra”, expresó una compatriota de Mérida, con indignación. Proponen que se recupere la gobernabilidad sobre la economía y se garanticen los derechos del pueblo, frente a los capitalistas.

Trabajadores y trabajadoras, expresaron preocupación por situación salarial, por el incumplimiento de los Contratos Colectivos; propusieron la necesidad de revisar esos aspectos con nuestro gobierno y rectificar donde haya que hacerlo.

Los trabajadores y trabajadoras también indicaron que gerentes sin conocimiento técnico y con prácticas autoritarias están haciendo mucho daño a las empresas del Estado; proponen recuperar la experticia técnica en las instancias de la dirección, abrir espacios de participación para escuchar las propuestas técnicas y de innovación de los trabajadores y trabajadoras profesionales.

En materia de producción agrícola se manifestó inconformidad con la no disponibilidad de insumos y la desigual distribución de lo poco que hay; proponen un “Golpe de Timón en el Plan de Siembra”, así textualmente lo exigieron.

Expresaron como preocupación la creciente circulación de dólares y pesos colombianos en el comercio cotidiano, piden que se tomen medidas para garantizar mayor circulante de efectivo en bolívares soberanos, o se impida el sobreprecio en los pagos electrónicos.

En el ámbito de los servicios públicos.

Denunciaron  el deterioro de los servicios públicos y el mal trato de los prestadores del servicio; en tal sentido proponen profesionalización, ética y lealtad de las personas que estén a cargo de las distintas instancias de las empresas de servicios; adecuar  los precios de las tarifas y cobrar los servicios y productos, especialmente la gasolina;  transferir competencias de mantenimiento menores de estos servicios (agua, luz, etc.) a las Alcaldías y Comunas; permitir la contraloría social en la prestación de estos servicios.  Quiero destacar que no escuche a nadie en esos escenarios proponer la privatización de estas empresas, ni de ninguna otra en manos del Estado.

Muchos más fueron los diagnósticos y propuestas, sin embargo creo que en los ámbitos referidos se concentraron la mayoría de preocupaciones y recomendaciones de rectificación de los y las compatriotas.

En todos los casos percibí, con alegría, que la llamarada de las ideas del Comandante Chávez sigue encendida en el pueblo que lo siguió, comprendió, aprehendió, amó y lo hará hasta siempre. Leales siempre con Chávez y sus ideas, traidores nunca al programa democrático revolucionario que hemos construido y defendido desde 1997.

La democracia protagónica, la democracia socialista en lo político, económico, social y cultural es una idea fuerte en el chavismo y la convicción que solo el poder popular es el instrumento para construir nuestro propio modelo socialista.

Con Bolívar decimos “Vacilar es perdernos”,  por el camino de Chávez y no por otro despejaremos el horizonte de la Patria. El pueblo sabio y libre está claro, con él vamos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.