Opinión Videos 

En Los Ángeles, Estados Unidos, también eliminaron el Día de la Raza + video

Indígenas norteamericanos lograron que se aboliera el odioso, discriminatorio e injusto ‘Día de Cristóbal Colón’ impuesto por el colonialismo español y que se aprobara eñ ‘Día de los pueblos indígenas’.

Ramón Carrasquel / Augusto R. Córcida/En Positivo / Humberto Gómez/Revista Caracola 

En la ciudad de Los Ángeles de los Unites  Estates decidieron seguir los pasos de Venezuela al no conmemorar más el Día de la Raza (allá lo llaman Día de Cristóbal Colón) cambiándolo por el Día de los Pueblos Indígenas, aquí lo denominamos, desde el triunfo de la Revolución Bolivariana y la propuesta del Presidente Hugo Chávez de el Día de la Resistencia Indígena.

El Concejo Municipal de Los Ángeles a petición del concejal Mitch O’Farrell, miembro de la tribu americana Wyandotte, quien había presentado la moción o propuesta hace dos años por ser ésta la aspiración de los pueblos indígenas norteamericanos, aprobándose recientemente después de duros debates donde sectores afectos a grupos de blancos extremistas y colonialistas pusieron diversas trabas para que no se aprobara la solicitud de las etnias indígenas.

La argumentación del concejal indígena Mitch O´ Farrell es que debe ser considerado como altamente negativo “el legado de Cristóbal Colón por ser de extrema violencia, esclavitud, brutalidad, sufrimiento, destrucción cultural y sometimiento de los pueblos indígenas de Los Ángeles”.

Con vehemencia el representante de la tribu Wyandotte dijo en la cámara: “Esto es más que simbólico. Es espiritual y moralmente necesario, es un gesto para restaurar la justicia, lo cual es importante para muchas personas, especialmente para los nativos de Los Ángeles, quienes aún hoy sufren los porcentajes más altos de depresión, encarcelamiento, mortalidad infantil, diabetes y una menor esperanza de vida que cualquier otro grupo demográfico en toda California”, expresó.

Se debe destacar lo ocurrido hace muy pocos días en la ciudad de Charlottesville, estado de Virginia, donde la llamada “supremacía blanca” desató el terror en la pequeña ciudad, asesinaron una manifestante anti racista e hirieron casi 30 personas que manifestaban contra el racismo y apoyaban la decisión de la Alcaldía local de eliminar la estatua del esclavista general Lee. Ese fue el detonante de una oleada de lucha contra el racismo blanco que, de paso, tiene el apoyo y la simpatía del propio presidente norteamericano Donald Trump.

Pero no solamente allí, lo de Charlottesville ha reabierto con fuerza no sólo el debate sobre los símbolos de la guerra civil en Estados Unidos y el racismo avivado por el,propio presidente Trump. En Carolina del Norte, en la ciudad de Durham un numeroso grupo de manifestantes anti racistas derribó una estatua dedicada a soldados de la Confederación esclavista del siglo XIX. Y crece el número de ciudades que abogan por retirar estatuas, monumentos y rechazados símbolos confederados, que algunos, los racista y fascistas blancos consideran una seña de identidad histórica y otros, el mestizaje, los negros, blancos pobres, latinos, árabes, chinos, consideran esos monumentos un legado racista. Durante la guerra civil, los Estados sureños de la Confederación defendían mantener la esclavitud frente a los de la Unión, que dirigió el asesinado presidente Abraham Lincoln, que acabaron venciendo en el conflicto.

Allá se llama el Día de los Indígenas, aquí, en Venezuela se llama el Día de la Resistencia Indígena que, precisamente, el pueblo de Caracas el 12 de octubre de 2004, en acción anti colonialista, derribó la estatua de Cristóbal Colón en el paseo que llevaba su nombre. De allí que lo hecho por la Alcaldía de los Ángeles, el mensaje es el mismo de todos nuestros pueblos originarios y afro descendientes de América.

Es común, sobre todo en el sur de los Estados Unidos del Norte, que existan escuelas, avenidas y estatuas en honor al esclavista general Lee, considerado un héroe de la Guerra Civil. Hay unos 718 monumentos confederados en EEUU. También hay 109 escuelas públicas con el nombre del general Lee, del presidente de la Confederación Jefferson Davis y otras figuras de la Guerra Civil norteamericana. Su simbolismo racista, de abierto corte esclavista, alimenta la cultura de la supremacía blanca y tiene en organizaciones fascistas como el Kux Ku Klan su soporte clasista.

NO a la esclavitud. NO al colonialismo. NO a la barbarie yanqui.

 

 

 

Related posts

Deja un comentario