Noticia de Última Hora Opinión 

Lo maravilloso que he descubierto de la MUD

El vende patria es así, se hace el loco, se saca los mocos, pero da pasos firmes en su entreguisdmo, en su traición al pueblo y al país que lo vio nacer, en doblegarse y arrastrarse ante los Trump, los Rajoy, en sumisión ante los poderosos. “Me encanta ser un servil de los poderosos burgueses”, parece ser su lema.

  José Sant Roz                                                                                        Especial del autor para la Revista Caracola

En política hay un principio básico que en lo humano es la fuerza de toda resolución ante lo inaplazable: TÚ NO PUEDES SALIR A LUCHAR SI DUDAS DE TI MISMO. Ahora bien, peor es la situación cuando tú no eres tú mismo sino un muñequito de guiñol al que poderes ajenos a su voluntad te zarandean como una peonza.

Qué situación tan deprimente para la oposición, pues la del ramalazo DEFINITIVO que ahora está llevando, y que lo llevan porque no tienen dirigencia ni ideas ni cerebro. Ahora sí lo creo profundamente, que la revolución bolivariana ha llegado a lo que más ansiaba el Comandante Chávez, al punto del NO RETORNO:

  1. Me encanta la estupidez redundante de Julio Borges. Sus merodeos vacacionales, sus gallináceos subterfugios para no dar la cara, con esos sombreritos o cachuchas tan cuchis. Sus merotrópicas declaraciones que asquean y deprimen al más abnegado jalador de derechas.
  2. Me llenan de dicha los ardientes motores ultra-anillados y la proverbial culilléz de ese hijo de Rómulo Betancourt que le salió muy culeco, llamado Henry Ramos Allup.
  3. Me embelesa la doblez y la felonía de Henry Falcón. Esa facha de Casandra, de redomado camaleón que ayer nomas era chavista (y gritaba Patria, Socialismo o Muerte) y que ahora a cada rato anda soltando purulentos orgasmos cada vez que ensalza a Lorenzo Mendoza.
  4. Me conmueven las enjundiosas y meteóricas divagaciones del Majunche, odiado y rechazado con ira incontrolable por su propia gente.
¿Hasta cuándo va a estar suelta la loca María Malinche Machado? ¿Es que acaso no merece la piedad y el apoyo de un hospital psiquiátrico donde se cure de su odio al pueblo y al país? ¡Actúen ya los de la Misión ‘Loca Luz Caraballo’ porque a la Malinche se le están acabando las estrellas de la maldad!
  1. Me arroban las congestionantes histerias de María Corina Machado que aún se cree carajita taqui-titaque, y la reina más encantadora del equipo.
  2. Y cómo ahora se me erizan de gozo los vellos del neuma ante la apagada sifrinez de aquella Lilian Tintori que se defendía como gata parida pidiendo libertad por su marido, un marido que ahora tiene que calársela de mala gana, un marido ahíto de palos, desprecios y humillaciones incalculables…
  3. Y en fin de cuentas, cómo me regocijan todos esos premios o preseas charcuteros que a la MUD, como miasmas a cochinos, le echan desde la Unión Europea y Estados Unidos para ver si cogen vuelo y se les inflama o se les para un poquito, se le hincha el ego o la moral: “Sajarov”, “Ortega y Gasset”, “Príncipe de Asturias”, “Rey de España”, “Milton Friedman”,…

La oposición venezolana (cual la misma burguesía nuestra), producto de que nunca ha sido una fuerza con visión ni valores propios, con una carencia abismal de raíces en lo nuestro, pues, señoras y señores, hoy le digo al mundo que se ha pulverizado: Que ha alcanzado el estado de una amalgama de cueros secos, de vísceras entumecidas, de una masa amorfa de esclerosadas y abúlicas entropías, que sólo vibra cuando le llega una llamada de Miami, de Madrid o Bogotá, y que han llegado al estado azaroso de ver cómo se anulan o desaparecen, enloquecidas ya buscando con desesperación en qué palo se “auto-suicidan”.

En el mero de todos los fondos lo que se vislumbra de sus acciones es ¡MIEDO! Hay ya un pánico encaletado en todos los fundillos de sus actos, que ya se está dando cuenta de que coger este encendido “coroto” (como ellos mismo lo han alborotado), tal cual como se encuentra, al rojo vivo por los cuatro costados, con cientos de miles de fervorosos bolivarianos enfebrecidamente decididos a dar la vida por nuestros más caros valores, conscientes, no es para que lo asuma un Ramos Allup, un Borges o Capriles, un Falcón o un Claudio Fermín. Todos connotadamente cobardes por dependientes de las fulanas decisiones gringas y de lo que puedan pensar de sus acciones, quienes les financian y los dirigen desde afuera.

Pues, señoras y señores, se les anuncia que la MUD se acabó para siempre, y que ya pueden ponerle el nombre que quieran que aquí esa mata de locos no retoña…

Estuvieron durante un tiempo creyendo que Maduro era un pendejo y acabaron yéndose de culo. Tanta alharaca de guarimbas, de sabotajes, de marchas y alaridos de libertad por las redes, de firmas y amenazas de que se avecinaba el gran COCO; de recorrer el mundo con carretadas de dólares encima, que si Uribe que si el Santos que ya estaban con sus tanques a un tris de echar su paradita, con paramilitares y aviones listos; que si contaban de su lado con toda la poderosa prensa del imperio, y… ahora vienen y tiran tierrita y dicen que no jugarán más, que no van a las elecciones del 22 de abril. Y su propia gente percibiendo que lo brilla y emanan de sus calzoncillos es realmente la inefable y escabrosa rayita amarilla.

Llevaba yo veinte años atormentado por lo que nos podía sobrevenir, dado el odio inmenso que sabe muy bien inocular la derecha a los imbéciles, teniendo el ejemplo de la guerra civil española, de lo que pasó en Chile y en República Dominicana, en Haití, en Ruanda, en Libia o Irak, en Siria o Afganistán… sin nunca olvidar que a la cúpula de la iglesia católica siempre lo que más le ha fascinado son las guerras civiles. Ella que la impulsó y la sostuvo con locura en España. Ella cuyo emblema superior es el rojo púrpura de los coágulos de sangre, las antorchas encendidas, el fuego abrasador de los locos rezando y echando espuma por la boca.

Y en el colmo de todos los traumas y dolores que hemos vivido no sé cómo a estas alturas puedan existir IMBÉCILES que crean que a Estados Unidos les preocupe pelabolas. ¿A qué país con dificultades han ayudado en este mundo los gringos? Ahí está el caso de esa “charca de mierda” (según Trump) de su propio imperio, llamada Puerto Rico al que en medio de una espantosa agonía social le echan como gran vaina unos cuantos rollos papel tualé para que se lo limpie.

Cuál es el destino hoy de tantos lugares en ese mundo arrasados, cancerosos, envenenados y purulentos donde los gringos han metido sus malditas garras: en ellos sólo cunde la estupidez, la muerte, la desolación y el caos. Ningún pueblo sale más nunca de abajo una vez que lo gringos logran ponerle su bestial pata en el cuello.

Así, que hoy confieso mi entera y feliz tranquilidad al constatar ciertamente que NUNCA MÁS VOLVERÁN… RIP, QEPD, AERIPA, QDDG, …

jsantroz@gmail.com

Related posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.