Noticia de Última Hora Opinión 

Letra Bolivariana / Alí Rojas, el Rector del pueblo

Desde las sombras se conspira contra el digno Rector de la Universidad de las Artes, Alí Rojas Olaya, para lograr su remoción como máxima autoridad de la novel universidad a la que ha propuesta fundamentales transformaciones en UNEARTE y la derecha hace resistencia a los cambios y mejoras.

José Gregorio Linares                                                                                                                                                                                                                                            Exclusivo para la Revista Caracola

El Rector es la máxima autoridad de una universidad; en consecuencia debe encarnar los más elevados principios y ser su guía espiritual. Uno de los grandes rectores que reconoce la Historia fue don Miguel de Unamuno (1864-1936). Fue rector de la Universidad de Salamanca en los tiempos cuando se enfrentaba el gobierno republicano contra el movimiento golpista de derechas acaudillado por Francisco Franco. En estas circunstancias desafió a las fuerzas oscuras del franquismo. Estos fueron los hechos: el 12 de octubre de 1936 ya con los sublevados en el poder, se realizaba en la Universidad la conmemoración del día de la Raza. Afuera, la represión dejaba un elevado saldo de prisioneros y fusilados. El Rector no podía callar ante lo que acontecía. Denuncia: “Ésta es una guerra incivil”. Entonces es interrumpido por el jefe de la falange, el general Millán-Astray quien grita: “¡Viva la muerte! ¡Abajo la inteligencia!”, mientras una multitud enardecida le apoya. El Rector les replica: “Acabo de oír el grito de ¡viva la muerte! Esto suena lo mismo que ¡muera la vida! Este es el templo del intelecto y yo soy su supremo sacerdote. Vosotros estáis profanando su recinto sagrado. Venceréis pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta, pero no convenceréis porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta en esta lucha, razón y derecho”. Tras su discurso, intentaron agredirle, mas Unamuno caminó resplandeciente hacia la salida: era la encarnación de la inteligencia y la vida.

Años atrás, en 1923, se había creado en Cuba la Universidad Popular José Martí. Era la respuesta del pueblo deseoso de aprender y titularse, frente a la élite empeñada en excluirlo. Su principal organizador fue el líder julio Antonio Mella, quien expresó: “La Universidad Popular es una institución para todos y un camino abierto para tener un futuro mejor. Su propósito es abrir una senda de luz para nuestros obreros. La universidad tiene fe en los nuevos principios, en los hombres que piensan nuevo y actúan nuevo; saltamos, pues, por encima de los que creen que lo actual es perfecto”. La reacción de las fuerzas conservadoras externas e internas fue tenaz. La Universidad Popular fue clausurada en 1927, acusada de “peligroso foco de propaganda comunista”.

Hoy en Venezuela se desarrolla una disputa en el seno de las universidades. Concretamente en la Universidad Nacional Experimental de las Artes (UNEARTE) el rector Alí Rojas impulsa un proyecto que se plantea: la revisión curricular a fin de que la universidad “se vista de pueblo”, la promoción de la cultura como espacio emancipador, el reconocimiento académico de los excluidos, y la transformación de la universidad en un centro socioproductivo. Ante esto las fuerzas de la reacción se han conjurado. Se renueva así la eterna lucha entre la inteligencia y la vida contra el obscurantismo y la muerte; entre los que piensan que la Universidad debe ser transformada y los que creen que lo actual es perfecto; los que sostienen que debe ser una institución para todos y los que asumen que les pertenece a ellos y a las élites que representan. ¡Y en esta contienda, al rector Alí Rojas lo acompañan… Unamuno y Mella!

Related posts

Deja un comentario