Noticia de Impacto Noticia de Última Hora Opinión 

Jorge Rodríguez y Ernesto Villegas: verdugos de la prensa escrita

Los medios alternativos y comunitarios, vanguardia revolucionaria, en las calle, luchando por continuar saliendo, no queriendo morir por falta de apoyo. La Revista Caracola, fundada en 1984 no puede cubrir los altísimos costos de producción e impresión y desde 2015 dejó de salir.

José Gregorio De Sousa Infante                                                                                    Especial del autor para la Revista Caracola

*Más de 80 periódicos afectados o cerrados por fallas en el suministro de papel e insumos gráficos.

*Ni los periódicos aliados del gobierno se han salvado de estos personajes, la gestión más deficiente del MINCI.

*A la “Artillería del pensamiento: El Correo Del Orinoco” un diario con valor histórico lo están dejado sin salvas.

* 60 medios alternativos y comunitarios de todo el país están inactivos sin poder desarrollar su papel social.

Jorge Rodríguez y Ernesto Villegas están acabando con la prensa escrita de Venezuela. El primero actual Ministro de Información y Comunicación (MINCI)  y el segundo, el ministro saliente de ese cargo y ahora ministro de cultura. Ambos tienen en común una negativa gestión comunicacional.

Se desconoce, si es un plan trazado para aplacar las críticas, o si es resultado de malas decisiones en materia económica, cultural y social. En cualquier caso, sus efectos colaterales son la desinformación, la pérdida de la vanguardia comunicacional, la violación del derecho a la información y la pérdida de miles de puestos de trabajo.

Es necesario defender los medios impresos y denunciar el ataque a la prensa, llegando al extremo de impactar o acabar con los periódicos aliados y con los pertenecientes a la red de medios públicos, es decir los periódicos de la red “Ciudad” hoy reducidos a semanarios de 4 páginas y algunos han salido de circulación este 2018.

La crisis del papel

Los medios alternativos y comunitarios en la calle exigiendo el derecho a continuar saliendo para apoyar a las comunidades en sus luchas, organizar y defender la Revolución.

Como revolucionario y comunicador alternativo, desestimé el tema de la crisis del papel y los insumos. Tengo varios contactos en algunos periódicos y estos afirmaban que era una jugada de los dueños de medios privados, para no pagar las deudas con los trabajadores y que el retraso en la entrega de papel por parte del gobierno nacional, les caía como la excusa oportuna.

Luego, me di cuenta que algo grave estaba sucediendo, cuando comencé a notar la desaparición de varios periódicos, entre ellos “El Correo del Orinoco, Panorama, Diario Últimas Noticias, Diario Vea y el periódico Ciudad Bqto, en el estado Lara.  Esta situación de falta de distribución a las regiones, la verifiqué con los quiosqueros (kioskeros) y distribuidores, quienes aseguraron que desde principios del 2018 no estaban llegando los diarios nombrados anteriormente a Barquisimeto y a muchas otras regiones del país. Tuve la oportunidad de viajar a otras ciudades como San Felipe, Acarigua y Barinas y noté que tampoco estaban llegando, incluso no estaban circulando los diarios de esas regiones.

Entonces; comencé a indagar con estos trabajadores y algunos periodistas y fotógrafos conocidos, sobre la situación de la disminución del tiraje, la reducción del número de páginas, la distribución restringida y si la falta de papel era real o una estrategia de control.

También noté que los trabajadores de los quioscos, pequeñas unidades de trabajo familiar ya no habrían todos los días a las 6:00 am, como lo habían hecho durante décadas por lo cual, también se acabó la tertulia de las mañanas cuando la gente compraba los diarios y comentaban las principales noticias.

Todos estos hechos; aunado a que  soy amante de los libros, las publicaciones y en especial de la prensa escrita, me motivaron a realizar unas investigaciones sobre el tema y esto fue lo que encontré:

El Cierre de periódicos

Si se ven los depósitos del Complejo Editorial ‘Alfredo Maneiro’, se podrá apreciar miles de bobinas de periódicos, pero prácticamente no salen, los medios alternativos y comunitarios que surgieron al calor de las luchas por restablecer a Hugo Chávez en el poder después del golpe fascista de 2002, prácticamente desaparecieron. Promesas de apoyo y bla, bla, bla, pura demagogia.

Según el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) y su Informe sobre los medios en Venezuela, han cerrado 46 periódicos entre los años 2013 y 2018. Este período, coincide con el gobierno del Presidente Nicolás Maduro, quien asumió el poder el día 14 de abril del 2013, tras el fallecimiento del comandante Hugo Chavez.  Ese mismo año, creó el Complejo Editorial Alfredo Maneiro (CEAM), un organismo público encargado de importar y distribuir papel. El CEAM, deberá aclarar porque existen fallas en la entrega de insumos y el destino de las empresas de papel recuperadas como la Industria Venezolana Endógena de Papel (Invepal), ubicada en el estado Carabobo.

Este órgano IPYS, se suma a las organizaciones que constantemente atacan y denuncian a Venezuela, sin embargo nada dicen de la era 2000 al 2012 cuando se crearon decenas de medios tanto impresos como, radiales y canales de TV, pero esta situación escapa del alcance de este articulo.

El propósito fundamental de este escrito, es la defensa de los medios impresos de Venezuela, por su significancia o importancia cultural, social, política, económica, académica, organizacional. El periodismo impreso contribuye al desarrollo del país.

Ni lo periódicos aliados se salvan

Dos casos emblemáticos de diarios aliados del gobierno afectados por la crisis del papel: Últimas Noticias y Diario Vea. Durante años, han demostrado su apoyo al gobierno, le han ofrecido amplios espacios para sus informaciones, campañas y encartados; pero al igual que los privados, han reducido sus páginas sustancialmente. Incluso Ultimas Noticias, ya no saca su revista y sus muy buenos encartados a los que estábamos acostumbrados. Además dejó de llegar a varias regiones, entre ellos nuestro estado Lara desde hace varios meses.

Los diarios de la red Ciudad (Ciudad Bqto, Maracay, Caracas, y otros) han reducido sus páginas de 32 y 16 a tan solo 8 y 4 páginas. Circulaban de lunes a viernes, y desde junio 2018, circulan un solo día a la semana, con poquísimas páginas, información escueta y sin los suplementos especiales, algunos con bastantes detalles de impresión. Quiere decir que la crisis del papel e insumos es real o que definitivamente Rodríguez y Villegas son enemigos “ultrosos” de la prensa escrita (valga la redundancia) además de pésimos estrategas comunicacionales.

La Artillería del Pensamiento se quedo sin salvas

El Correo del Orinoco, refundado por el Comandante Chávez está cada vez más ahogado por falta de papel, no cumple el papel para el cual fue fundado.

El caso más grave, es la disminución del tiraje, la cantidad de páginas y la supresión de encartados del Correo del Orinoco; es decir dejaron sin salvas a la artillería del pensamiento. Mientras Rodríguez y Villegas se dan “golpes de pecho”, hablando del legado de Hugo Chávez, porque ya a Bolívar ni lo nombran, excepto en efemérides  (como lo hacían los adecos), están acabando con sus logros.

Imaginemos que el comandante Chávez viniera por un día, a pedirles cuenta por la actual situación del país. Se nos ocurre, a un Chávez enérgico preguntando por la artillería del pensamiento: El Correo del Orinoco. Luego imaginamos que preguntaría por los periódicos de la Red Ciudad.  Seguramente se molestaría, porque ni siquiera tienen la capacidad de mantener a flote a un impreso.

Pero seguro, ocurriría que si estos señores vieran a Chávez (situación imaginaria) correrían a mostrarles un periódico, de 48 páginas, full color, con una edición especial encartada. Por supuesto mandarían a imprimir en impresora láser un par de ejemplares para engañar al comandante una vez más. Así como lo engañaron durante años, mostrándole vacas, tomates y diversos frutos que venían de otras fincas, pero que se las presentaban como la súper cosecha o la ganadería de la finca rescatada.

Están progresivamente liquidando, a los medios impresos públicos; situación que ocurre justo en el momento en que se necesita elevar el nivel de conciencia, el nivel de información y la capacidad crítica de la población venezolana… ¡Ah!, será por eso, que han ordenado a “Maneiro” que no les de papel, ni siquiera a los periódicos aliados para evitar críticas. Si no fuese así, porque no explican las razones de este racionamiento de papel e insumos de impresión.

Papel y control de medios privados

Sobre los medios privados hay mucha tela (papel) que cortar. Ciertamente algunos diarios tenían poca circulación, por sus contenidos intoxicantes, incluso para quienes son opositores. Existían unos cuantos diarios transformados o que nacieron como panfletos, como desagües para “descargar la rabia” de columnistas y políticos de derecha.  Son o fueron periódicos que en la mejor época, tenían poco tiraje, pocos anunciantes y dejaron de ser o no constituían referencia informativa, ni para los opositores, ni mucho menos para los Chavistas. Tal vez, algunos eran leídos por los NI-NI, aunque estos se precian de ver las dos caras de la información, es decir de leer los diarios pro gobierno y los privados.

El Instituto de Prensa y sociedad (IPYS), con visión de ultraderecha, ha publicado un informe sobre el cierre de diarios en el país en el 2018. Según este documento, 46 diarios han cerrado, de estos 27 han lo han hecho en forma definitiva y 19 de forma parcial es decir circulan algunos días o son semanarios.

El diario El Informador en una nota del 08-09-2018, afirma que 10 medios han cerrado este 2018 y el caso del estado Lara que hasta el 2017 contö con 5 periódicos: La Prensa, El Informador,  El Impulso, El Diario de Lara y El Caroreño, hoy día solo sobreviven los dos primeros, circulando 5 días y casi con la mitad de las páginas. Se debe agregar que El Informador en sus buenas épocas era tamaño Estándar con 3 cuerpos, la mayoría a full color, hoy es un tabloide de 16 páginas y con información escueta.

Consideramos que el 100% de los diarios del país está afectado por las políticas erráticas del dúo Villegas-Rodríguez, porque cuando un diario se ve obligado a reducir el número de días, el número de páginas, disminuir el tiraje o las áreas de distribución, sencillamente tenemos que decir que esto constituye un ataque contra el diario, contra el público lector que cada medio tenía o tiene ganado; además, es un ataque a la cultura, al hábito de la lectura, a la tertulia critica de noticias, al registro histórico, fotográfico, biográfico, de hechos importantes en la vida nacional, regional y local. Es un ataque al derecho a la información, a la libertad de prensa y por supuesto una amenaza a la clase trabajadora de estos medios, la cual dicen proteger. También se ven afectados los pregoneros, kioskeros y distribuidores, quienes progresivamente van reduciendo sus ingresos, hasta llegar a perder sus pequeñas unidades de trabajo familiar.

¿Qué hacer?

¿Qué hacer ante la desaparición de la prensa alternativa, comunitaria y la prensa en general por falta de un papel que el Estado puede resolver? ¿Movilizarnos, presionar, exigir y defender el derecho a leer en medios impresos?

En 1901, Vladimir Lenin se hizo esta pregunta y formulo un plan de acción, plasmado en el libro ¿Qué hacer?  Hoy los revolucionarios, los opositores y los ni-ni, en conjunto debemos denunciar estos ataques a la libertad de prensa. Cada uno de nosotros tiene su diario favorito y cada diario cuenta con un público, lo que nos hace diversos. Es nuestro deber y nuestro derecho defender la prensa escrita, cuando intentan desaparecerla, increíblemente hasta los periódicos aliados del gobierno están saliendo de circulación, lo que evidencia una gran crisis del periodismo impreso en el país.

Los primeros días de septiembre del 2018, junto con las medidas económicas el gobierno ha decidido reimpulsar el periódico 4F, el cual tiene excelentes artículos y reportajes, además existe una campaña para fomentar grupos de estudios político-ideológico utilizando este diario, el cual será impreso masivamente para que llegue a cada rincón del país, lo cual nos alegra mucho.

Pero esta información, deja al descubierto que el gobierno pudo adquirir papel en grandes cantidades, así como insumos gráficos. Por esta razón, no podemos permitir que se discrimine a la mayoría de diarios y que alguien decida por nosotros que es lo que podemos leer.

Es más importante el 4F que “El Correo del Orinoco o el “Ciudad Barquisimeto”, creo que esta discriminación, no es justa, por lo que tampoco es revolucionaria.

No podemos permitir que se aplaque la crítica, la opinión y el periodismo; independientemente de la línea editorial de cada medio. Cuando  afectan el suministro de papel e insumos gráficos, nos afectan a todos, pues esta es una industria de importancia nacional donde los lectores pagamos por nuestros diarios. Sres. Rodríguez y Villegas, Uds. no nos regalan los diarios, nosotros los compramos.

Elevemos nuestras voces, para hacerle saber a estos jerarcas, que no nos están regalando nada y que si bien es cierto que los diarios Ciudad tienen un precio irrisorio, no menos cierto es que varios de ellos constituyen simplemente agencias de publicidad de gobernadores y alcaldes que los utilizan para promocionarse, afectando la capacidad crítica del diario y reduciéndolos a órganos propagandísticos. Es decir lo subsidias porque  lo estas utilizando como propaganda personal de algún candidato. Si sacas cuenta de cuanto gastarías pagando anuncios en un impreso privado, deberías entender que mantener a los periódicos Ciudad es una gran negocio, desde el punto de vista publicitario y la promoción personal, por lo que es muy bueno mantener circulando a los diarios Ciudad.

Además; así como se subsidia con dólares preferenciales ciertos artículos de lujo, como licores, vehículos, relojes y ropa de marca y otros objetos de consumo suntuario, utilizados por las clases pudientes y políticas del país, es justo que al pueblo le garanticen su prensa a un precio accesible.  De nuevo les decimos no nos regalan nada, nos dan apenas una pequeña cantidad de lo que las clases ricas y políticos se llevan.

Devuélvannos nuestros periódicos. Los lectores queremos llegar en la mañana a los quioscos, puntos de venta o en la avenidas con los pregoneros y comprar el diario que queramos, formar las tertulias de la mañana o de la tarde (según a qué hora circule el ejemplar de nuestra preferencia), sobre alguna noticia de interés, recortar aquellas informaciones que deseemos, enviar nuestros artículos de opinión o denuncias, publicar avisos, novenarios, carteles, comprar los encartados y revistas que ofrecen los diarios.

Permitan también que la justicia cumpla sus etapas al fijar o publicar carteles y edictos como parte de procedimientos legales. Desde este punto de vista el cierre de medios afecta también el acceso a la justicia por parte de las personas naturales y jurídicas.

No me digas que hay crisis económica, cuando los seguimos viendo a uds. con artículos suntuarios y viajando por el mundo. No los critico por tener y disfrutar estos bienes, pero simplemente devuélvanos nuestros diarios.

No decida por mí, ni por ningún otro lector; si un periódico es malo  o mediocre, deje que cada lector decida por sí mismo si lo compra o no. Permita que miles de estudiantes de las escuelas de comunicación social del país que sueñan con ser reporteros cumplan sus pasantías, trabajos de grado o prácticas profesionales

Permita que los nuevos talentos nacionales, los deportistas, músicos, artistas, tengan una tribuna siempre abierta para darse a conocer y proyectarse.

Permita que miles de columnistas y opinadores sientan la alegría de ver su artículos publicados, deje que los políticos se enfrenten y debatan en los medios. Deje que las comunidades denuncien sus problemas. Permita que podamos ver la cartelera del cine, los eventos del fin de semana, los resultados del béisbol, el futbol, básquets y aunque no comparto los vicios, permita que la gente vea sus loterías, caballos y conexos.

Combata los avisos de prostitución y otros riesgos sociales; pero permita que la gente anuncie sus servicios, venda su propiedad, entienda que para nuestro pueblo, el periódico, es una de las formas de publicidad más económica y efectiva.

Permita que se cumplan los procesos establecidos en las leyes, con la publicación de carteles y edictos, actas de licitación. Permita que los gremios se dirijan al país, que los sindicatos continúen su lucha, que la clase trabajadora se vea reflejada en los diarios.

Regule las imágenes macabras que son presentadas en algunos diarios, pero permita que la gente conozca los sucesos, la acción de los cuerpos policiales, la noticia de los delitos, lo que necesitan es otro enfoque para que de cada información la población aprenda sobre los tipos de delitos y las posibles condenas.

Sancione el mal uso del idioma castellano y el vocabulario ofensivo, coloquial o “chabacano” y el “malandreo” que se volvió tendencia y estilo en algunos medios, pero permita deleitarnos e informarnos con buenos reportajes, noticias, artículos y fomente el crecimiento lingüístico, cultural y educativo de la población.

Permita que los ambientalistas sigan creando conciencia conservacionista, inviten a sus eventos, den a conocer las especies o espacios protegidos o en peligro de extinción. Permita a las organizaciones ecologistas una tribuna para alertar y sumar voluntades para enfrentar los problemas ambientales, locales, regionales o globales.

Por cierto, mucha de la gente que dice que los diarios impresos deben desaparecer para evitar la deforestación, son los mismos que tienen en su casa muebles de madera de bosques naturales, comen carne, derrochan agua y energía, consumen alimentos transgénicos, tiene en su casa un loro, morrocoy o mono, usan prendas de oro, plata o piedras preciosas, utilizan cuadernos  o libretas, además de papel sanitario, se montan en vehículos movidos con combustibles fósiles o tiene una gran variedad de artículos plásticos derivados del petróleo.

Así que a nadie le creo ese argumento de que el diario en papel perjudica la vida en el planeta, estos críticos incoherentes, primero deben revisar su estilo de vida, su consumo y después pueden criticar a los impresos.

Sres. Rodríguez y Villegas, dejen de ser verdugos de la prensa escrita, permitan el renacer del periodismo impreso en Venezuela, garanticen el suministro oportuno y en las cantidades adecuadas de papel y materiales de impresión (tintas, solventes, planchas, etc.) para que tengamos periódicos con una buena cantidad de páginas, suficiente cantidad, plurales. Otorgue las divisas necesarias para que continúe la política de buenos encartados. Recuperen las plantas procesadoras de papel e insumos.

Deje de violar nuestros derechos a la libertad de información, consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) (art. 58, 60,101, 108) así como nuestro derecho a la libertad de expresión, Derecho de Acceso a la Información Pública (art. 28, 143, 51,141, 66)

Artículo 57

“Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, sus ideas u opiniones de viva voz, por escrito o mediante cualquier otra forma de expresión, y de hacer uso para ello de cualquier medio de comunicación y difusión, sin que pueda establecerse censura. Quien haga uso de este derecho asume plena responsabilidad por todo lo expresado.

Vivan los medios impresos, la palabra escrita, el buen periodismo y la actividad editorial.

Devuélvannos nuestros periódicos, No decida por mí que es lo que tengo que leer.

 

 

 

Estatus actual de los medios impresos privados en Venezuela No se incluyen los medios alternativos y comunitarios. José G. De Sousa Infante
Diario Estado Cierre temporal o definitiva Fecha circulación último ejemplar Línea editorial. Observaciones
El Impulso Lara Definitivo 10-02-2018 Radicalizado contra el gobierno. Extraoficialmente se dice que:

1. El cierre tiene que ver con la acumulación de deudas a los trabajadores y el desvió de la inversión hacia otras empresa fuera del país.

2. A los herederos poco les importo cuidar el legado periodístico de los fundadores

El Informador Lara Parcial Neutral. Cambio a tabloide, menos paginas, las noticias son muy breves., Circula 5 días a la semana
La Prensa Lara Parcial Neutral. Reducción de páginas, circula solo 5 días.
El Diario Hoy Lara Definitivo Neutral. Luego de un incendio en la rotativa dejo de circular.
El Mío Lara Definitivo. Se desconoce si fue por papel o la baja venta.

Usaba un vocabulario y un estilo muy coloquial. Amarillista.

El Diario de Carora Lara Definitivo 24-08-2018 Por falta de papel y la imposibilidad de pagar la nómina. Piden auxilio del gobierno para volver a circular.
Diario de Lara Lara Definitivo 24-08-2018 Por falta de papel y la imposibilidad de pagar la nómina.

Piden auxilio del gobierno para volver a circular.

Ciudad Bqto Lara Parcial 27-07-2018 Afecto al gobierno. Órgano informativo de la gestión revolucionaria. Desde junio 2018 fue un semanario de apenas 8 páginas. La primera semana de septiembre 2018, dejo de circular.

 

José Gregorio De Sousa Infante ecoinfante@gmail.com  @guardeam @DeSousaInfante

Related posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.