Noticia de Última Hora Opinión Trincheras de Ideas 

General García Carneiro el pueblo de los Claveles-Algarín-Jesús exige sus títulos de tierra

El General García Carneiro se lanzó a la campaña por la reelección al cargo de Gobernador del Estado Vargas, ¿levantará las banderas de las aspiraciones más sentidas del pueblo guaireño, como la dotación de la tierra a los pisatarios de las comunidades de Los Clavels/Algarín/Jesús? No lo dudamos.

Trincheras de Ideas

Humberto Gómez García

Desde los años 80 del pasado siglo los habitantes de la comunidad de Los Claveles y Cerro de Jesús, ubicado en la combativa parroquia de Maiquetía, a través del Comité Unificado Maiquetía (CUMA), organización de vanguardia popular que fue creada para luchar por las reivindicaciones sociales más sentidas por esas comunidades casi centenarias, por la cultura con el legendario Festival ‘Los Niños Nacen para ser Felices’, por el embaulamiento de la quebrada Algarín, el eterno problema de la carencia de agua, que fundó una emisora radial comunitaria. Los dirigentes de la naciente organización levantaron la bandera de la tenencia de la tierra donde están construidas sus viviendas como uno de los objetivos estratégicos más importantes a alcanzar y hacia allí se dirigió la lucha hasta el día de hoy.

Fue una lucha denodada, abnegada pero firme en aquella Vargas que entonces no llegaba ni a Municipio, era un insignificante Departamento que dependía de Caracas, malgobernada por bellacos y ambiciosos, reaccionarios y retardatarios derechistas del partido AD, que a cualquier intento popular de organizarse reprimían con saña el menor gesto de rebeldía. Y si hoy Vargas es un Estado se lo debe en mucho a las luchas de calle de los que dirigían el CUMA y organismos creados por el pueblo. Los que no lucharon por la creación del Estado Vargas fueron los que lo disfrutaron, los oportunistas de la primera etapa.

Es en aquel contexto que se produce la lucha de las comunidades de Los Claveles/Jesús y esa lucha encuentra un primer gran escollo. Sectores de la burguesía caraqueña, a través del entonces gobernador y pillo Diego Arria le pusieron la vista a las céntricas tierras que iban desde El Brillante hasta El Rincón. Su proyecto era producir un desalojo masivo, arrojar a familias que tenían viviendo allí muchas desde 1920, cuando en el sector existían hermosos sembradíos de Claveles, de allí su nombre. La clase media sería la privilegiada.

El gobierno de Carlos Andrés Pérez, totalmente al servicio de los poderosos oligarcas caraqueños, autoriza el año 1976 al gobernador de Caracas, Diego Arria a que, a través del Centro Simón Bolívar, del cual era Presidente, entrara en negociaciones con la Iglesia de Maiquetía, donde el mayor jerarca era el cura Oscar de Guruceaga, y compran las tierras de Los Claveles/Cerro de Jesús y unos importantes lotes de tierra que fueron de los indios en Carayaca, igualmente proclives a ser urbanizados. Aquella compra fue en aquel tiempo todo un escándalo, incluso se habló que el documento de compra/venta se firmó sobre el ala de un avión en el aeropuerto de Maiquetía. Pero más allá del detalle o la especulación o amarillismo periodístico, lo cierto fue que las tierras fueron adquiridas por la nación a través de Centro Simón Bolívar con el objetivo posterior de producir un desalojo masivo y luego urbanizarlas para la clase media. El organismo del CSB encargado de las tierras era un departamento de nombre APIEPAN, precisamente allí estaba todo lo referente a las tierras de Los Claveles/Jesús que esa instancia gubernamental compró a la Iglesia de La Guaira.

Supuestamente el ente gubernamental le iba a vender a los pisatarios los terrenos donde estaban construidas sus casas. Ese era el ardid mediático, politiquero, demagógico tanto del comprador (el CSB) como del vendedor (la Iglesia). El plan era que una vez que ganara Luis Piñerúa Ordaz las elecciones a nombre de AD, se ejecutaría aquel siniestro plan de desalojar a los vecinos de aquellas populosas comunidades.

Como se sabe Piñerúa Ordaz, el gris y cruel líder adeco, no ganó, y aquel proyecto se engavetó. En la década de los 80, durante el gobierno de Herrera Campins los pobladores de Los Claveles se organizaron, crearon, como dijimos, una combativa asociación de vecinos llamada Comité Unificado Maiquetía (CUMA), y en su programa de lucha reivindicativa estaba la conquista de los terrenos donde construyeron sus viviendas. Por varios años aquella comunidad luchó, muchas fueron las diligencias que hicieron al CSB, a APIEPAN, pero nunca encontraron respuesta a sus solicitudes, el CSB nunca dio la cara, tampoco la Iglesia trató de intervenir para facilitar la compra. Ya bajo el gobierno revolucionario del Presidente Hugo Chávez nuevamente, aquella comunidad varguense comienza sus luchas por obtener el derecho a la tierra, esperaba ingenuamente que el CSB les transfiriera los terrenos que por justicia le pertenecen a sus pobladores por ser pisatarios de 60, 50, 40, 30 años. Absolutamente todas las gestiones fueron infructuosas. Se enviaron cartas con firmas de la comunidad, se hicieron visitas, cientos de llamadas telefónicas y el pueblo sólo recibió el desprecio y la invisibilización por parte del funcionariado burócrata e insensibles.

Por si fuera poco el gobierno revolucionario eliminó el Centro Simón Bolívar y la comunidad de los Claveles/Algarín y el Cerro de Jesús quedó en un limbo, no tiene adonde ir ni se sabe dónde están los documentos de las tierras que por derecho les pertenece, y aquí viene una nueva fase de la lucha de los habitantes de aquellas comunidades. Se le envió una carta al ciudadano Alcalde Carlos Alcalá Cordones planteándole la situación y solicitándole que la Alcaldía, como instancia natural y la más cercana al pueblo, se abocara a buscarle una solución a esa problemática, igual a como lo ha hecho en otras comunidades de Vargas. Pero, lamentablemente no asumió, como es su deber y obligación, el planteamiento que la comunidad de Los Claveles le hizo sobre el problema de la tierra a través del Consejo Comunal y el Comité de Tierras, simplemente lo refirió a un organismo presuntamente encargado del problema tierra que se lo tragó la burocracia, no funciona. Tiempo perdido.

Ahora esta comunidad se dirige al Gobernador García Carneiro, pronto a finalizar su mandato y lanzado nuevamente a la lucha por la primera magistratura regional con evidentes opciones de repetir, para poner en sus manos esta bandera de un pueblo que lleva por lo menos 30 años luchando porque, finalmente, se le haga justicia y se le otorgue la propiedad de las tierras donde están edificadas las viviendas de varias generaciones de guaireños. ¿Eso es tan difícil cuando fue uno de los objetivos que levantó el Comandante Chávez? El aguerrido Gobernador tiene la palabra. (18/08/17) (humbertocaracola@gmail.com) (@hgcaracola) (revistacaracola.com.ve)

 

 

 

Related posts

Deja un comentario