Entrevista Noticia de Última Hora Videos 

El Estado francés y su eterno odio contra Carlos Ilich Ramírez

Vladimir Ramírez lucha incansablemente por la libertad de su hermano Carlos de las cárceles francesas.

Llamado al Presidente Nicolás Maduro para que Venezuela reclame la extradicción del compatriota ‘Comandante Carlos’, quien lleva 23 años presos en absoluto aislamiento en una cárcel francesa.

Vladimir Ramírez, hermano de Carlos dice: El Estado Venezolano debería actuar con Illich como hizo con Los Cinco de Cuba y Oscar López

Comandante Hugo Chávez: En su época, Ilich Ramírez fue un digno continuador de las más grandes luchas por los pueblos

RT – Aporrea – Revista Caracola 

Marzo 28 de 2017.- La justicia francesa sentenció a una tercera cadena perpetua al venezolano Ilich Ramírez Sánchez, también conocido por su nombre de guerra: Comandante Carlos.

Ramírez, quien fuera miembro activo del Frente Popular para la Liberación Palestina (FPLP), fue acusado de un atentado ocurrido en París en el año 1974, a pesar de que la defensa aseguró que el crimen prescribió y que no hubo ninguna prueba que incriminara a Ramírez en esos hechos.

Sobre esta nueva sentencia, RT conversó con Vladimir Ramírez Sánchez, hermano y vocero del Comandante Carlos.

RT: ¿Los sorprendió la sentencia? 

VRS: Era de esperarse esa sentencia contra Ilich. No hay nada novedoso en ella. Es, si se quiere, la ‘crónica de una muerte anunciada’. 

RT: ¿Cómo está Ilich?

VRS: Firme. Ilich es un hombre con unas firmes convicciones sobre la lucha revolucionaria y eso se mantiene invariable.

Vladimir Ramírez no ha abandonado ni un momento la lucha por la libertad de su hermano Carlos Ramírez, injustamente condenado en Francia a tres cadenas pespetuas, llevando 23 años presos. La solidaridad de la Revolución Bolivariana se debe sentir con fuerza para rescatar al compatriota Carlos de la prisión francesa.

RT: ¿Se agotaron las acciones judiciales para Ilich Ramírez?

 

VRS: No. De hecho su abogada va a un proceso de apelación.

Desde luego ya se sabe el destino de esa apelación, tal como ocurrió en los juicios anteriores, porque el Estado francés está haciendo con Ilich Ramírez lo que le place, lo que le viene en gana. Lamentablemente no ha habido una acción internacional para contrarrestar ese proceso que Francia adelanta contra Ilich desde hace casi 24 años.

RT: ¿Cuál fue la reacción del Estado venezolano?

VRS: No ha habido ningún pronunciamiento, ni a favor ni en contra de la situación por la que está atravesando Ilich.

No conocemos ningún comunicado de la Cancillería o cualquier otro de los organismos de la institucionalidad venezolana. La familia no fue contactada por el Estado.

Lo único que sabemos al respecto fue lo que me transmitió Ilich ayer (lunes 27 de marzo), que ningún funcionario de la embajada venezolana en Francia asistió al juicio a pesar de que el embajador Héctor Michel Mujica ha estado muy pendiente de su caso.

Según me comunicó Ilich, los funcionarios venezolanos no se hicieron presentes por no recibir instrucción alguna de la Cancillería.

Lo mismo se puede decir de la defensa de Ilich Ramírez, no recibió ninguna ayuda oficial de Venezuela.

RT: Luego de conocerse esta nueva sentencia contra Ilich Ramírez, ¿han recibido otros apoyos?

VRS: Ciertamente y como ha sido la constante, los revolucionarios del mundo que se sienten identificados con la causa de Ilich se han comunicado con la familia por diferentes vías y manifiestan su indignación por esta nueva patraña del Estado francés y de su sistema judicial.

Los que se han solidarizado son revolucionarios que no abandonan la práctica de la solidaridad internacionalista.

RT: ¿Le quedan opciones a Ilich?

Carlos Ramírez Sánchez, el preso del sionismo, quién con su dignidad y valentía revolucionaria ha resistido 23 años presos por crímenes no comprobados. El movimiento popular debe movilizarse y arrancar al compatriota de las miasmas francesas.

VRS: Después de 23 años en Francia, podemos afirmar que se ha cumplido a cabalidad el guión que redactaron para criminalizar a Ilich Ramírez.

El Estado francés y sus aliados han querido mostrar a Ilich Ramírez como escarmiento para los que pretenden enfrentarse a sus intereses a nivel mundial.

Han querido hacer de él un ejemplo negativo, lo que no se debe hacer para enfrentar al imperialismo.

Desde ese punto de vista, hay que decirlo, ellos han logrado su objetivo. Han condenado tres veces a Ilich Ramírez, aunque de forma irregular. Para este último juicio, por ejemplo, esperaron 23 años.

Ahora bien, dado que su detención fue ilegal y totalmente apartada de los procedimientos del derecho internacional, se permitiría que exista un trato directo entre los Estados venezolano y francés, al haberse afectado los derechos humanos de un conciudadano como Carlos. 

RT: ¿La vía diplomática es una posibilidad? 

VRS: Pensamos que sí, solo que no sabría estimar el momento en que pudieran introducirse esas conversaciones dado el complejo panorama mundial.

De hecho, mientras converso con ustedes, en la OEA se intenta aplicar una medida punitiva en contra de Venezuela y obviamente eso entra en juego.

Pero la situación de Ilich no es nueva, ya tiene 23 años y el proceso bolivariano que inició con la llegada al poder del comandante Hugo Chávez, ya tiene 18 años. Con eso quiero decir que ha habido tiempo para encaminar un proceso diplomático.

Deben las autoridades competentes evaluar este caso y actuar en consecuencia con la defensa de los intereses de los venezolanos, como hicieron recientemente en Francia, con el caso de un deportista al que se le retuvo indignamente en el aeropuerto.

Sería los que el Estado venezolano hizo activamente en el justo reclamo por la liberación de los cinco héroes cubanos o en la causa a favor de la excarcelación de Oscar López Rivera.

Nuestro actual presidente, Nicolás Maduro, que fue canciller de Hugo Chávez, fue instruído en su momento para cooperar con la defensa de Ilich; ahora en medio de su apretada agenda presidencial quizá sea bueno enterarlo de que Carlos enfrentó solo ese nuevo juicio en Francia.

 

Related posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.