Noticia de Última Hora Opinión 

Dr. Jesús Silva: 68 muertos en PoliCarabobo ¿Terrorismo Opositor?

Los familiares de las personas fallecidas en el Retén de PoliCarabobo en un oscuro suceso que investiga a fondo la Fiscalía General de la República y que se sospecha está metida la mano de la contrarrevolución, expresan su inmenso dolor por sus deudos.
El Dr. Jesús Silva, militante revolucionario, le sale al paso a la manipulación mediática de la extrema derecha que pretende responsabilizar al gobierno del lamentable hecho. De manera valiente desenmascara las pretensiones de los sectores enemigos de la Revolución.

Dr. Jesús Silva                                                                Cortesía del autor para la Revista Caracola

Damos a conocer las declaraciones del Dr. Jesús Silva sobre los graves sucesos acaecidos en PoliCarabobo que arrojaron un lamentable saldo de 68 personas fallecidas.

 

 

 

Solicito exhaustiva investigación penal sobre todo lo que haya podido ocurrir en PoliCarabobo y que se examinen todos los posibles guiones delictivos en este caso, incluyendo agentes de la oposición venezolana terrorista que han podido provocar el presunto hecho violento en el mencionado recinto. En esa dirección apuntan mis sospechas como experto criminalista y abogado del pueblo de a pie.a pie.

La noche del 28 de marzo de 2018 se hizo mención por redes sociales sobre “PoliCarabobo” alegando extraoficialmente un presunto siniestro donde por supuesto motín y/o incendio habrían fallecido entre 70 y 80 privados de libertad. Nada ocurre hasta que se comprueba que algo ha ocurrido, así son las cosas legalmente; de manera que no son las redes sociales quienes con su total ausencia de credibilidad servirán como fuente informativa para el país, mucho menos cuando una ONG opositora de nombre Una Ventana a la libertad, de esas que cobran dólares para difamar a Venezuela, es la que genera la mal llamada primicia informativa.

Varias horas después, habrían surgido pronunciamientos de funcionarios venezolanos vía Twitter quienes comentaron sobre el inicio de investigación penal par aclarar la realidad de los acontecimientos, de modo que los detalles de lo que pudo haber ocurrido están por determinarse hasta que siguiendo los pasos del Código Orgánico Procesal Penal se establezcan las condiciones de modo, tiempo, lugar del suceso así como las responsabilidades.

Para el momento en que escribo esta nota, nada está oficialmente esclarecido en cuanto a detalles criminalísticos. Lo que si puedo adelantar es lo preocupante de que sean fuentes irresponsables, sobre todo traidores a la patria, los que tengan una estructura mediática montada para presentar a Venezuela con un Estado fallido donde no hay derechos humanos ni autoridad capaz de darle seguridad o protección a la vida de sus ciudadanos. Esa mala imagen contra nuestro país es fomentada por estas basuras de ONG’s y rápidamente colocan sus mentiras o versiones exageradas en grandes agencias informativas a nivel mundial.

Lo que aquí denuncio es un asunto que compromete la seguridad del Estado Venezolano, pues junto a Corea del Norte y a Siria, somos el país más difamado mediáticamente por los aparatos de propaganda a nivel internacional y creo que es mucho más lo que se puede hacer para contrarrestar ese ataque brutal que se orquesta contra la Revolución Bolivariana.

Conjuntamente con mi llamado a mantener la protección de los derechos humanos, que el Estado Bolivariano siempre ha garantizado desde 1999, adicionalmente propongo unir esfuerzos de funcionarios, especialistas que trabajamos el área comunicacional internacional y todo el pueblo de a pie en función de consolidar una política comunicacional internacional de robusta defensa de la patria, sin mezquindades, ni cacería de burjas entre revolucionarios pero si con mucha solvencia moral, política y técnica para ganar esta batalla mediática universal e impedir definitivamente la invasión militar extranjera y bloqueo financiero que se pretenden contra Venezuela.

@Jesus_Silva_R

Related posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.