Denuncia Contundente Noticia de Impacto Noticia de Última Hora 

Confiscan a Lilian Tintori 200 millones de bolívares que llevaba en su auto en cajas de madera

La camioneta “de la familia Tintori” donde transportaban las 4 cajas de madera donde estaban embalados los 200 millones de bolívares cuya procedencia casi se desconoce.

Caracola Press Service CPS. Revista Caracola. Caracas, 29 de agosto. La Fiscalía General de la República hizo un importante anunció el día martes 29 de agosto, la confiscación de varias cajas de madera llenas de dinero de alta denominación del nuevo cono monetario por un monto de 200 millones de bolívares pertenecientes a la lideresa fascista Lilian Tintori, esposa del líder opositor detenido Leopoldo López, y directiva del grupo terrorista voluntad (im)popular.

El Fiscal General, Tarek William Saab, informó a través del canal estatal VTV, que la policía científica (CICPC), encontró los 200 millones de bolívares en efectivo guardados en las cajas de madera, en un automóvil propiedad de un familiar de López en el exclusivo sector de Los Palos Grandes del este de Caracas, una de las zonas más exclusivas de la capital del país donde la mayoría de sus habitantes son de la clase burguesa y de la clase media alta.

El fiscal explicó que un fiscal encargado de “delitos comunes” ha sido designado para el caso, del que dijo no poder ofrecer más detalles cuando el presentador de la cadena estatal le preguntó si el dinero podría estar destinado a la financiación de algún “grupo”.

“En tal sentido por ser esto un presunto delito que implica por supuesto vinculación con las propias legislaciones penales vigentes, el Ministerio Público procederá a investigar este hallazgo y todas sus implicaciones”, afirmó el nuevo Fiscal, Tarek William Saab.

Ante la contundencia del hallazgo la lideresa ultra derechista reaccionó con un primer pronunciamiento a través del Twitter intentando disminuir, como es su costumbre, la importancia del descubrimiento. La Tintori señaló que el gobierno estaba “orquestando” un montaje en su contra. “Rechazo –dijo–  el montaje que están orquestando en mi contra, tratando de mostrar que hacemos algo ilegal. No tienen moral, por eso nadie les cree”, dijo.

Tras esta primera reacción, la Tintori trató de defenderse con argumentos pueriles e inconsistentes, aseguró que le dijo a los detectives de CICPC “su verdad”: “El carro es mío y el dinero destinado a estos gastos familiares urgentes”. Luego publicó otro twiter donde señaló que el dinero era para “pagar los gastos de mi abuelita que tiene 100 años y está hospitalizada desde hace días”, señalando que la misma “no tenía seguro”. Allí se le enredó el papagallo.

Esa fabulosa cantidad equivale al salario mínimo de un trabajador durante 67 años, tomando como base el actual salario mínimo de Bs. 250.531 al mes, y Bs. 3.006.372 al año.

¿Qué significan esos 200 millones de bolívares confiscados, cuya procedencia se desconoce, embalados perfectamente en cajas solo utilizadas por el Banco Central de Venezuela y transportados de manera tan misteriosa, sigilosa, como clandestina? ¿Hay alguien tan poderoso en esa respetable institución que puede sacar 3 cajas repletas de dinero sin que nadie más se percate? Mosca Fiscal General, méta la lupa y quizás se encuentre sorpresas.

¿Cuántos miles de dólares equivaldrían esos 200 millones por la tasa de la preferencia de la señora Tintori, es decir, dólar today, o cuánto le darían por esos 200 millones los paracos colombianos disfrazados de agentes cambiarios en Cúcuta donde ya están almacenando enormes cantidades de bolívares de las nuevas denominaciones?

Lilian Tintori tratando de aclarar lo del origen y procedencia de los 200 millones de bolívares que le encontraron, lo que hace es enredarse más y más. Más delitos para su prontuario. Pronto la veremos enjuiciada.

¿Qué clínica se “comería” esos 200 millones de bolívares para cuidar la salud de la abuelita centenaria de Lilian Tintori que está enferma?

Otra pregunta se hace nuestro pueblo: ¿Por qué la señora Tintori no tiene ese dinero en su cuenta personal en cualquier banco y desde allí le transfiere a la clínica los gastos de su abuela enferma y hospitalizada o paga con la tarjeta de crédito? ¿Por qué utilizar un mecanismo irregular como ese de llevar tan fabulosa cantidad en el automóvil propio y de dónde, de qué banco, procede el dinero? Como diría mi madre: “en esa sopa hay un hueso”.

En menudo lío legal está metida la damisela Lilian Tintori y para colmo embarazada, dice que de Leopoldo pero… se dicen cosas.

Related posts

Deja un comentario