Asesinar a Maduro e intervenir militarmente Venezuela objetivos de Trump y su gobierno fascista

El presidente norteamericano Donald Trump, nombró a John Bolton,, consejero de Seguridad Nacional, como jefe/sicario para impulsar las acciones paramilitares con grupos de comandos colombo-venezolanos-norteamericanos para atacar las bases aéreas y navales venezolanas, para iniciar una invasión.

Agencia Venezolana de Noticias (AVN) / Caracola Press Service (CPS)

13 de diciembre de 2018.- John Bolton, consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos (EEUU), fue designado por el presidente norteamericano como sicario  para dirigir el plan de carácter terrorista e intervencionista que busca violentar la democracia venezolana, derrocar (por la vía del intento de magnicidio nuevamente, si es posible) e imponer un gobierno dictatorial en Venezuela, denunció el presidente de la República, Nicolás Maduro.

“Han asignado al señor John Bolton nuevamente como jefe del plan, del complot para llenar de violencia a Venezuela y para buscar una intervención militar extranjera, un golpe de Estado, asesinar al Presidente e imponer lo que llaman ellos un “consejo de gobierno transitorio”, indicó el Primer Magistrado desde el Palacio de Miraflores.

Afirmó que el plan golpista se encuentra en desarrollo, siendo prueba de ello el programa de entrenamiento de “mercenarios” que, en complicidad (nuevamente) con el gobierno de Colombia, se ejecuta en territorio estadounidense y neogranadino.

En este sentido el presidente detalló que información de inteligencia determinó que actualmente se desarrolla la preparación de fuerzas paramilitares, denominada G8 (Los Gochos), en el municipio Tona, en el departamento de Santander, frontera con Venezuela por el estado Táchira. El jefe de Estado precisó que en esa zona se encuentran alrededor de 734 mercenarios, entre colombianos y venezolanos, para emprender “falsos positivos”.

“Buscan simular ataques como si de las fuerzas venezolanas, uniformados como soldados venezolanos, contra unidades militares en la frontera e iniciar una escalada violenta que confunda a la opinión pública y justifique cualquier otra acción militar contra Venezuela”, agregó.

De nuevo la estrategia de la CIA es repetir el disfrazar de soldados venezolanos a mercenarios colombianos, venezolanos y norteamericanos. Aquí vemos parte del grupo apresado en 1994 en la finca Dactari,,

Se debe recordar que el año 2004, a sólo dos años del golpe de Estado, se descubrió en la llamada Quinta Dactari, el plan de disfrazar 153 paramilitares colombianos de soldados venezolanos, que pretendían asesinar al Presidente Chávez en el Palacio de Miraflores. El método del caballo de Troya sigue siendo el mismo en la estrategia yanqui/uribista..

Señaló Maduro que la Base Eglin, de la Fuerza Aérea norteamericana ubicada en el Estado de la Florida, en los EEUU, acoge a “fuerzas de comando”, 734 mercenarios que reciben entrenamiento para una “agresión quirúrgica” contra bases aéreas y bases militares venezolanas. El objetivo del grupo paramilitar terrorista sería “desembarcar, tomar y neutralizar” la Base Aérea Libertador de Palo Negro (Aragua); la Base Naval de Puerto Cabello (Carabobo) y la Base Aérea de Barcelona (Anzoátegui).

Denunció el Presidente que otro centro de operaciones de los terroristas es la Base Aérea de Tolemaida, ubicada en el municipio de Melgar, en el departamento de Tolima de Colombia. Maduro, resaltó que esta es una de las siete bases estadounidenses instaladas en Colombia, apuntó que allí se entrenan agrupaciones paramilitares con la intención de atacar a Venezuela.

En función de las pruebas, cuestionó la actitud de su homólogo colombiano Iván Duque, quien ha rechazado mantener relaciones diplomáticas, políticas y de comunicación con el gobierno venezolano.

“Es cómplice del plan de John Bolton para traer violencia a nuestro país, así lo denuncio y nuestra Fuerza Armada tiene que estar cada vez más preparada”, sentenció.

En paralelo, igualmente denunció que la actual administración estadounidense incrementó el dinero de las “partidas secretas” dirigidas a sobornar y pretender comprar a oficiales venezolanos para ser utilizados en un “disturbio militar” contra la democracia venezolana. Los recursos financieros, puntualizó,  pasaron de 40 millones a 120 millones de dólares en los actuales momentos.

En tal acción estaría implicado el coronel retirado de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Oswaldo García Palomo, prófugo de la justicia y activo en la conspiración, quien diariamente se comunica con oficiales venezolanos con la intención de comprarlos e involucrarlos en el plan golpista.

“Cada oficial que llama, oficial que reporta. Ya son varias decenas de oficiales”, dijo, al tiempo que aseveró que “más temprano que tarde lo tendremos tras las rejas”.

García Palomo está solicitado por las autoridades venezolanas por su participación en el magnicidio en grado de frustración contra el Presidente Nicolás Maduro, ocurrido el sábado 4 de agosto. El exmilitar fungió como operador directo de los planes sediciosos y ataques contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

A raíz de las evidencias que demostrarían la activación de un nuevo plan terrorista en Venezuela, el jefe de Estado propuso al Congreso de EEUU abrir una investigación contra el consejero de Seguridad Nacional, dado que “encontrarían sus manos metidas” en la operación paramilitar.

Agresiones desde Brasil

¿Contará realmente el presidente Bolsonaro y el vicepresidente Hamilton Mourao, con la obediencia ciega y lealtad de las fuerzas militares brasileñas para agredir militarmente a Venezuela? “Le vamos a dar una lección de dignidad y de fuerza”, le replicó Maduro. ¿A qué re referiría?

Por otro lado, Maduro refirió que John Bolton ha estado asignándole misiones al presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, para iniciar “provocaciones militares” en el sur de Venezuela, específicamente en la frontera que comparten ambas naciones.

La ejecución de tal acción está en manos del vicepresidente electo de Brasil, Hamilton Mourao, quien “todos los días dice que va invadir a Venezuela” y promueve el uso de sus fuerzas militares contra la nación bolivariana. Ante ello, indicó que de continuar la política agresiva “le vamos a dar una lección de dignidad y de fuerza”.

“Entre Brasil y Venezuela habrá paz y cooperación”, auguró.

Aseveró que el Gobierno Nacional neutralizará las acciones golpistas y mantendrá condiciones de paz y democracia en el país.

Diálogo con Trump

Nuevamente, el Presidente Nicolás Maduro extendió una invitación a su homólogo estadounidense, Donald Trump, para establecer un diálogo que permita sentar las bases de la paz, la cooperación y el respeto mutuo.

“Cuando quiera, como quiera, dónde quiera, este Presidente obrero que está aquí, que viene de las bases populares, está listo para conversar con usted de la paz, de la cooperación, del futuro y que cesen estos planes locos”, convocó.

Sin embargo, instruyó al canciller de la República, Jorge Arreaza, a citar al Encargado de Negocios de EEUU en Venezuela, Jimmy Story, a fin de exigirle la no intromisión en asuntos internos de Venezuela.

“Si se pasa de la raya que se vaya, no aceptaremos que nadie se inmiscuya en los asuntos que solo son de Venezuela, a Venezuela la defendemos nosotros”, sentenció.

En la línea de diálogo, el jefe de Estado exhortó nuevamente a la oposición a retomar las conversaciones bajo una agenda abierta en función del pueblo venezolano.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.